Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

28 oct. 2009

Fuerzas de la Naturaleza


Rosarito tiene en la cabeza dos remolinos. Como si uno no fuera suficiente, mi niña siempre contrera, tiene que dar la nota y tener dos. Lo cual, por supuesto, hace que sea terriblemente difícil de peinar. Sobretodo en estos días, porque hasta ayer que tenía el pelo corto, yo lo cepillaba, la mandaba al colegio y si te he visto no me acuerdo. Ahora que lo tiene largo - porque ella quiere, está cruzada que lo quiere largo como su mamá - tengo que mandarla al colegio peinada como Dios - y las reglas normativas - mandan.
Eso lleva a que en los últimos minutos de la mañana, cuando ya finalmente tomó el Nesquick y se terminó de vestir - que lleva muchísimo tiempo - , la siente frente a mí y al ritmo de sus gritos y mis advertencias - "Quedate quieta, Ro" "Me duele" "Bueno, el sábado vamos a cortártelo" "No!" "Entonces no te muevas!" "Es que me duele muchísimo!" y así... - yo trate de hacerle un peinado decente.
El tema es, que no importa cuanto me esfuerce yo y cuanto la torture a ella, no importa que tan bonitas se vean las trenzas desde el frente o que tan resistente sean, si la mirás de atrás, merced al tema de los dos remolinos, la raya siempre es una S que agarra buena parte del pelo para la trenza derecha de la mitad izquiera y buena parte del pelo para la trenza izquierda de la mitad derecha.
Es una lucha perdida. La gente de ese colegio debe pensar que yo tengo algún tipo de problema psicológico. -

4 comentarios:

Alex dijo...

bueno, no los subestimes tanto. Tal vez, sólo tal vez, ellos también se percataron de los remolinos.

y a lo sumo pensarán que sos una burra haciendo peinados. De mí lo piensan seguro, no hay trenza hecha por mí que le aguante a la petisa, ahora se las hace ella que heredó la habilidad del algún otro familiar, de mí seguro que no.

Guada G Narbaitz dijo...

Si, los estoy vendiendo cortos... Seguro que notaron que su pelo nunca esta dividido en dos por una raya perfecta no importa cuanto uno trate... y mirá que trato...

zorgin dijo...

Ud mantenga la sonrisa de uso en el banco, cuando mucho pensaran que es una rubia más o que está colocada con algo cool.
al fin y al cabo, que les importa, no?

Guada G Narbaitz dijo...

Ni eso, he vuelto al castaño, ya no puedo escudarme detrás del rubio para justificar mi comportamiento errático...