Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

28 abr. 2011

Perdí mi Escarapela


A mí me gustan los feriados.
En serio.
Tanto como a cualquiera.
Tengo... tenía en realidad, los hijos me han hecho perder la práctica, este talento como para poder rascarme a cuatro manos a la vez que leía un libro mientras escuchaba música, comía algo y retenía líquidos como para no tener que moverme del sillón durante hooooooras.... Maravilloso lo mío.
Un talento compartido por mucha gente, estoy segura, pero no por eso un talento menor.

Son algo bueno los feriados.

Pero de un tiempo a esta parte les estoy tomando un encono...
Bueno, no al feriado en sí, pobre feriado que culpa tiene - buenos recuerdos, buenos recuerdos - si no al hecho de que pobre feriado lo tiren en cualquier parte.

Cuando yo era chica los feriados tenían una razón de ser.
No que yo la supiera - a mi la historia me gusta, pero de ahí a acordármela toda, vamos, quién se cree usted que soy... Bebilacqua, manténgase al margen - pero la razón estaba, y tenía un sentido. Murió, nació alguien, festejamos algo, nos conmiseramos por alguna cosa.
Tarde o temprano yo me enteraba qué demonios era, ajustaba mi compás emocional sobre el tema, y después del respeto debido, sacaba mi libro en curso y acá no pasó nada.

Pero de un tiempo a esta parte... no puedo.
No por mis niños anteriormente mencionados, si no porque los feriados... ya no tienen razón de ser. No realmente.
Es muy molesto.
¿Cómo le explico yo a mis cachorros que este feriado es por la muerte de fulano si en realidad la muerte de fulano fue hace tres días? Si, bueno, lo que pasa es que lo corrieron para fomentar el turismo. O sea que la muerte de fulano en realidad no es tan importante... Y no, la verdad que no.
O el nacimiento. O la memoria. O la mar en coche.

Y continuamos fomentando el turismo corriendo feriados para todos lados, feriados que de todas maneras caían en días no laborables, no sea cosa que tengamos que trabajar un día mas. E inventando fechas nuevas, recordando cosas que quién va a recordarlas, si después de todo no van a caer en el día en que tocan, ¿mh? O poniendo feriados puente, después de todo, ¿quién va a ir a trabajar un viernes si el jueves fue feriado? No sea cosa que el chico vaya a clases toda la semana y aprenda algo...

Pero lo que yo quiero saber realmente, porque todo lo anterior es extraño y disparatado, pero puede ser. Puede ser explicado. Puede ser razonado. De alguna manera. Por alguien.
Lo que yo quiero saber es, si el 1ero de Mayo, Día Internacional del Trabajador, día feriado inamovible, en todo el mundo mundial, cae un domingo, ¡¿qué excusa tienen para querer pasar a votación la idea de que el 2 de Mayo no se trabaje?!

¡¿De dónde se agarran?!

Me tienen los huevos llenos ya.

26 abr. 2011

Cuatro Días en Dos Minutos


¡Felices Pascuas hayan tenido todos!
Las mías muy tranquilas, exceptuando por la tensión creciente de los críos a la espera del huevo de Pascua prometido dos semanas antes... La promesa de chocolate es un tema muy serio para los que rondan el metro.
Ahora, yo quisiera saber, ¿qué merda hace uno con dos críos encerrados durante cuatro días? En serio, una ayuda es mas que bienvenida.

El jueves los llevamos al zoológico - si, nosotros vamos muy seguido al zoológico. Muy entretenido, se cansaron, disfrutaron del parque, de los animales, etc etc.

Y después empezó el viento.

El viento en Neuquén es uno de esos vientos que no se prestan para salir a pasear.
No da para decirle a los críos "¿vamos a la plaza?", porque enseguida uno - o cuatro - se quiere volver. Es un viento inclemente. Apenas si permite estar en el patio.

El viernes no fue tan tranquilo como el jueves. No hubo animales que distrajeran la atención. Y la tensión por el chocolate estaba en alza. Si bien Zeke es mas bien del tipo agua de tanque - él no tiene muchos problemas, va con la marea... si nadie lo jode - la Rorro en cambio se empieza a aburrir. Y una Rorro aburrida es una Rorro problemática.
Es una Rorro difícil.
Para el viernes a la noche lo único que yo - todos - quería era que la Rorro se fuera a dormir. Ya pintamos, ya jugamos a las escondidas, ya vimos dibujitos, ya jugamos al ludo. Ahora quiero sentarme a leer. Por favor.

El sábado salimos a comprar un escritorio para armar. Esta vez fue a Zeke al que la tensión por el chocolate le empezó a llegar y se portó mal todo el camino.
¿Qué?
Ah, sí, un escritorio. No, no un rompecabezas. Sí, ya sé, pero en serio era un escritorio. O tal vez era un rompecabezas. A 29 piezas podría haber sido cualquiera de las dos cosas. Pasamos un rato - varias horas - entretenido con hubbie armándolo, los niños con sus abuelos. Tengo fotos del trabajo, parecemos parte de un programa de bricolage o Hágalo Usted Mismo... en 29 pasos.
La Rorro se fue a dormir con la tonada de "mañana es Pascua, mañana es Pascua" resonándole en la boca.

El domingo los ojos de Zeke se abrieron como platos frente al huevo envuelto en colores brillantes, y todos pasamos una mañana muy agradable - y un tanto anticlimática, tengo que admitir, un huevo de chocolate en mi opinión no es algo como para andar escribiendo a casa, pero bueno... - armando y jugando con los juguetes incluidos.

Y así se nos fue el fin de semana largo.
Mas o menos.
Dormí un poco mas que de costumbre, me duele el hombro, Zeke dijo Filices Cuascuas a todo el mundo y algún día yo me voy a comer a ese nene a besos.
Nada mas que agregar.

El lunes me costó un huevo - y no precisamente de Pascua - levantarme...

Los dejo entonces con Eddie Izzard.




video

20 abr. 2011

Problemas Imaginarios


Odio las películas de terror.

Soy una persona con una imaginación galopante y sólo basta darle un grano de arena para que mi imaginación levante montañas con castillos en sus laderas.
Detesto las películas de zombies, de asesinos seriales, de monstruos, de fantasmas, de gente que descuartiza gente, de demonios, de muñecas poseídas, de animales que vuelven a la vida, de autos que cobran personalidades sanguinarias, de seres de ultratumba, de pactos infernales, de casa embrujadas y de payasos.

Acepto las que son de humor negro hasta ahí.
House - nada que ver con Hugh Laurie - me gustó... pero durante mucho tiempo me costo abrir el placard de mi cuarto después de la medianoche, pensando si hoy sería el día en que finalmente saltaría el monstruo sobre mí.
Jeepers Creepers me tuvo horas mirando el techo, tratando de discernir cual ruido era el coso ese acercándose por el living. Y eso que el monstruo parecía salido de un mal episodio de Buffy.
¡Buffy! Me encantaba esa serie. Y aún así el episodio de los caballeros, flotando por las calle, con sus sonrisas llenas de dientes, arrancando corazones y robando voces me hizo mirar por la ventana mas de una vez ante cada ruidito inusual en la vereda.

Hablo en serio. Mi imaginación se desborda.

El episodio del Dr Who, con las estatuas de los Angeles Llorones, que se mueven en el momento en que dejás de mirarlas hizo que me costara cerrar los ojos.
Supernatural y su episodio con los payasos que seguían a los chicos a casa... Ni se dan una idea.
Puedo dar cuenta de casos en los que sólo la propaganda de la película de terror le dio pie a mi imaginación para no dejarme dormir por un buen rato.

Ahora, imaginen estar sentados muy tranquilos en la casa en silencio, disfrutando del hecho de que todos duermen, la computadora una isla de luz en la oscuridad y la madrugada. Y algo se cae en la cocina, el ruido de una silla moverse. Pensar automáticamente, "es el gato", para dos segundos después descubrir que el gato está durmiendo muy tranquilo en el sillón de al lado.

Sí, imaginen.

Dicen por ahí que las personas valientes son las personas sin imaginación...
No estoy de acuerdo. Pese a mi imaginación, yo fui y miré...

19 abr. 2011

Esa Gente...


Estoy leyendo un libro donde todos me caen mal.

Que frustrante es eso.

Es uno de esos libros con varias historias entremezcladas, y como tengo guardado uno al que le tengo muchas ganas para leer en el fin de semana largo, me prometí a mi misma que iba a terminar este a como de lugar.
Esta gente no lo hace fácil.

Por un lado está la modelo bobita de 22 años, que se enamora del hombre mayor, casado y con hijos, que le mete el cuento de "mi mujer no me entiende" y ella se deja.
Después esta el hombre mayor casado, que trabaja en un noticiero, se pone botox y es un garca marca mayúscula, que cuando la mujer se entera del asunto - que obviamente no es el primero - y lo manda a freir churros, le hace un cuento a la modelito de que la dejó por ella, y pobre chica, embarazada, va y se casa con el.
También está la ex mujer, que se la tira de víctima superada y es periodista y tiene una columba donde escribe lo bien que está sin él, puteando a la modelito boba, y contando que ella y los chicos bla bla bla cuando tiene a los críos metidos en un colegio pupilo y no les da bola.
Y el editor del noticiero. Y la ex amante del pibe. Y la madre de la modelito boba. Y la mejor amiga. Y así sigue la lista de personajes, todos vacuos, pedantes y egoistas...

Un paseo, bah.

Pese a haber empezado con ella, la modelito boba es la mas agradable de todos, dulce y boba anda mas perdida entre todos las pirañas...
Ahora lo tengo que terminar por la morbosa curiosidad de saber si alguna de estas personas se redime en algún momento o si terminan igual de forros que como empezaron.

Con este libro entonces, cubro mi cuota de libros adultos por lo que va del mes - que el mes pasado no la cubrí. Después de eso vuelvo a la fantasía y pienso saltar sobre el tercero de Harry Dresden como un león sobre una gacela en la sabana africana y no parar hasta no dejar ningún huesito... Ah, ma´sí, y después voy a por el cuarto y a la mierda los libros serios.

14 abr. 2011

Y Dices que el Amor...


Anoche tuve una epifanía - no, no me dolió, uste´siempre cayendo en el chiste fácil, Bebilacqua, no sé por qué me sorprendo.
Decía, entonces, anoche tuve una epifanía.
Estaba en la ducha, cantando a los gritos - como cualquier hijo de vecino - una canción de José Luis Perales - no, bueno, algunos hijos de vecinos cantan cosas mas actuales, pero yo estaba de ánimo nostálgico - y mientras disfrutaba de lo magnífica que suena mi voz amplificada por la cerámica, escuché, finalmente, después de mas de veinte años de cantarla, lo que decía realmente la canción.

´peresé, ´peresé, yo sé que uste´se muere por saber...
Se lo voy a decir, por si uste´no lo sabía...

¡No era sobre una mina sola, era sobre dos personas!
¡En serio!
La primera parte habla sobre la mina, la segunda habla sobre el pibe.
¡Y yo no lo sabía!
¡Toda la vida pensé que hablaba de ella sola!
Siempre me había parecido que sonaba para el traste, pero bueno, él es un compositor vendido en todo el mundo, que puedo saber yo.

Sí, lo sé, está tan anonadado como yo - no, no sobre Luis Perales como un autor de renombre, no, sobre la epifanía.
Las epifanías hacen eso.

Vamos, vamos, ¿me va a decir que nunca le pasó?
Años de repetir la letra de la canción como lorito - mas por fonética que por otra cosa - y un día, después de creer que ya se la sabe de taquito, darse cuenta de que, desde el principio había estado hablando de algo completamente distinto a lo que creía...
Sí, es algo sobrecogedor.

Sí, sí, ya sé, me retiro, se donde está la puerta, no es necesario que me acomp... Hey, oiga, ¡este es mi bulo, retírese uste´!
´brase visto, tratarme así en mi propia casa.
Bah, quédese si quiere, yo me voy - cierre cuando salga - tengo que repasar todas las canciones de mis últimos años, a ver si descubro que alguna en realidad hablaba de sexo y yo pensaba que hablaba de galletitas.

13 abr. 2011

Ella y Yo


Una lucha titánica.

Y me pregunto para qué contratarán a alguien para estas cosas - sí, Pelu, te estoy hablando a vos - si a la hora de los bifes - ¿piratas? ¿quién dijo piratas? no sé de qué están hablando - van y me llaman a mí.
Acá es donde viene la furia contra la pc - y por extensión mi jefa, que me pide este tipo de cosas, "si es que se puede", y me tiene acovachada frente a monitor en la sala de computación buscándole el pelo al huevo... y creanme, la gente que nos dio el huevo lo afeitó de lo mas bien, no quieren arriesgarse a que uno lo encuentre en veinte minutos y medio.

Entonces, paren que me aclaro la garganta, hago tono con la sordina, me pongo en pose que el cuello me está matando y no da salir en la foto como Quasimodo y:

¡La PMQLRMP a la uni, los complementos, los exámenes, los gif, los jpg, el flashget, el flashgot, los .swf, el firefox, los 15x15, shockwave, las herramientas, la info, el Java, lo que se puede, lo que no se puede y la lluvia que no cae!

Y ahora me voy a mi casa, hasta acá llegué hoy martes.

11 abr. 2011

Música para Elevarse


Tengo celular nuevo.
El anterior, después de un par de años de maltrato, decidió que era hora de retirarse y pasó a mejor vida - lo convertimos en un reproductor de mp3 básico.
Ahora, tener celular nuevo implica tener alarma nueva - sí, sí, yo sé que hay gente que todavía usa relojes... no es mi caso.

Anoche lo agarré, lo toqueteé, encontré lo que tenía que configurar, puse la coordenadas correctas y elegí el sonido con el que quería entrar a la conciencia, cosa que no fue fácil.
Yo, desde hace dos años mas o menos, que me vengo despertando con una especie de rasguido de guitarras bastante suave, agradable, no muy invasivo. Lindo, dentro de todo, para el trabajo espantoso que tiene que hacer.
Recorrí la lista de sonidos disponibles en el teléfono - hay muchísimos - y no encontré nada parecido - al pedo la larga lista.
¿Qué hice entonces? Decidí elegir un tema de la lista de mp3 grabados.
Como no estaba del todo confiada en que tan bien funcionaba, elegí She´s So Lovely, de Scouting for Girls y puse el volumen en 8, que supuse estaría bien...

Sí...

Bueno, voy a tener que bajar el volumen, va a ser lo mejor...
Y en algún momento voy a tener que arreglar los arañazos del techo, de donde me agarré cuando pegué el salto...
Y ni hablar de conseguirle una funda al fonito, porque si lo sigo tratando así no va a durar ni siquiera dos años.
No sé que tal va a seguir el resto de la semana, pero el lunes empezó con una energía...

9 abr. 2011

Santo y Seña


Contrataron un pibe para que venga una vez por semana - o cada semana y media, no creo que tenga un día fijo - y mantenga las computadoras al día y andando.
Esto habrá sido cosa de un mes atrás. Antes de eso, durante los últimos cinco años, el mantenimiento de las computadoras había recaído en mí - no porque yo sepa mucho que hacer si no porque el resto no sabe absolutamente nada del tema. La llegada de este chico no quita que cada vez que algo sale mal no me sigan llamado - y el 70 por ciento de las veces lo soluciono -, pero siempre es bueno saber que si caemos dentro del 30 por ciento restante, en unos días va a llegar el chaboncito y que se ocupe él, para eso le pagan.

Hasta ahí todo bien.

Pero a mí el chaboncito no me resulta.

Y déjenme contarles por qué:

A principios de marzo fui a la sala de computación porque tenía que grabar unos cd y editar unas cosas. La máquina de la biblio no tiene los programas - o siquiera la voluntad, no le pidan que cabecee - para hacer este tipo de cosas - u otras tampoco -, por lo que guardo todo lo necesario en esta máquina en particular de la sala.
Me siento, la prendo, aparece la pantalla que pide la contraseña y cuando la pongo me contesta que está mal. Considerando que yo fui quien puso la contraseña a todas las pcs de la sala, esto me pareció un tanto curioso, así que probé de vuelta, y nop. Alguien le había cambiado la contraseña.
Esto no me sorprendió, no es la primera vez que pasa. En una institución llena de pibes que se las tiran de hackers, siempre va a haber alguno que joda con el sistema creyéndose Neo y va a romper las pelotas toqueteando al administrador.
Probé de cambiar la contraseña desde otro lado, probé con contraseñas básicas, probé todo lo que podía probar sin borrar todo el sistema operativo y cargar el windows de vuelta - lo que me hubiese fastidiado ya que como dije antes, tengo un montón de cosas guardadas en esa máquina - y nada.
Bueno, me dije, cuando finalmente aparezca el chabón de las computadoras le digo que lo solucione, que para eso está. Y me fui.

Eso fue un jueves. El chico este apareció el martes.

Me lo crucé de casualidad, cuando iba a buscar algo a secretaría, nos presentamos -“¿Vos sos el chico de la computadoras? “ “Sí, Paulo. ¿La chica de la biblioteca?” “Sí, Guadalupe”… que bueno que todos sepamos nuestro lugar - y le dije lo que había pasado, lo que había hecho para solucionarlo y que si podía él de ver de rescatar todo porque no quería perder mis cosas.
“Ah, no te preocupes, yo la cambié.”
“¿Vos cambiaste la password?”
“Sí.”
“¿… Y no se la dejaste a nadie?”
¿Soy yo o este chico es un nabo?
El me miró, un tanto incómodo,
“¿Usas mucho esa máquina?”
¿Es importante si la uso o no?
¿No es mas importante el hecho de que él agarró la computadora de alguien mas, la bloqueó sin avisar, y se fue al joraca?
“Sí, bastante. ¿Me dirías la password nueva, por favor?”
Le di el beneficio de la duda. En serio. A lo mejor había un atenuante, a lo mejor había puesto una password obvia, como 123456, o el nombre de la cultural, o su nombre, o qué se yo, y yo no había sabido adivinarlo.
Pero él miró para otro lado, para arriba, para un costado, y finalmente,
“Pelu274”

¿Pelu274?

Nop, era un nabo sin atenuantes.

No le dije nada. En serio. Y miren que tenía cosas para decirle.
Hice lo que tenía que hacer y me fui.
La siguiente vez que fui a la sala todas las contraseñas habían vuelto a la normalidad.
En algún momento, antes de que nos diéramos cuenta de la verdad, me había comentado que iba a venir a ver la compu de la biblioteca. Nunca volvió a tocar el tema.
Pelu274…
Creo que los dos sabemos que eso no va a pasar.

7 abr. 2011

El Carro de Calabazas


Venía caminando del laburo y un lavacoches me regaló una pulsera.

Sí, suena curioso.

Venía caminando, escuchando música, cuando siento que me hablan. Pensé que me había preguntado la hora, o algo así, así que frené, me saqué el auricular y lo miré, interrogante. El me sonrió - tendría veintipocos, nunca lo había visto por la zona - y me dice "¿Te regalo una pulsera?" y me muestra una pulsera de esas de piolín, hecha con nuditos, con los colores del reggae. No lo pensé mucho - soy un tanto inconsciente a veces - le devolví la sonrisa, le dije gracias y estiré la mano. El me la ató a la muñeca - no pidió nada, no ofreció nada, no dijo nada, y curiosamente, no esperé que lo hiciera - me volvió a sonreír y yo seguí mi camino...

Todavía no sé que es mas extraño. Si él, regalando pulseras así, a la buena de Dios, - cinco pesos en cualqueir puesto de feria - o la manera que tiene mi niña interior de tomar el control de mi persona y aceptar la buena fe de la gente así nomás...

Un adulto de verdad me diría que no hay que aceptar regalos de desconocidos.
Pero bueno, ya creceré.

5 abr. 2011

La Idea en la Idea


Hace unos años vi una película de suspenso muy buena, con Pierce Brosnan, llamada Murder 101.
La película trata de un profesor universitario - Brosnan, siempre tan lindo él - que da una clase de literatura, en donde enseña a escribir el crimen perfecto… Un trabajo de lo mas divertido, en mi opinión, pero bueno, cada uno sabrá. Obviamente, que duda cabe, todo se va al carajo, hay un asesinato, lo inculpan a él y así avanza la película.
Realmente era muy buena.
A mi, que me gustan las películas de suspenso bien escritas, las historias sobre escritores y Pierce Brosnan en sus mejores años, me cerró por todos lados.
La película termina - no teman, no les voy a contar quien hizo lo que hizo, vayan y alquílenla - con que alguien escribió la historia de asesinatos, la bendita novela sobre el crimen perfecto y están filmando la película… dentro de la película.

Detesto cuando hacen eso.

Una uña en el pizarrón.

Una película por definición es algo irreal. Una película dentro de una película me resulta… mucho. Rizar el rizo.
Murder 101, La Amante del Teniente Frances, Bull and Cock - the tristam shady story -, y así, la lista es larga, por mucho que me guste la película, la historia dentro de la historia siempre me suena a falsa. Una mala copia del original. No puedo sacarme la sensación incómoda, justo acá, cuando la estoy mirando.

Esto viene a lo siguiente.

Hace un tiempo escribí sobre una de mis series preferidas, la británica Being Human, sobre el hombre lobo, el vampiro y el fantasma que comparten un departamento, y lo bien escrita que está, lo bien que balancea el drama, la comedia y el horror, etc, etc.
Bueno, los americanos, que parecen no tener ninguna idea original en estos tiempos, han comprado el producto y han lanzado su version, Being Human - US.

Y yo - y varias personas mas - nos preguntamos: ¿Por qué?
¿Por qué no pueden aceptar algo que funciona maravillosamente y dejarlo así?
¿Es necesario?
Ni siquiera tienen que subtitularlo, que a mí entender es lo que mas les jode.

Traté de ver la versión nueva, en serio. Traté. Soy una chica de mente abierta, creo que todos se merecen una oportunidad de impresionarme, lo que me ha llevado a situaciones verdaderamente curiosas… Pero nos vamos por las ramas, volviendo al tema, no hubo caso. Ver a otra gente con otras caras, tratar de hacer cosas parecidas pero no exactamente iguales a los originales me molestó. Me resultó irreal. Incómodo. Me llenó de vergüenza ajena. Cómo ver a un mal actor desviviéndose por hacer un buen papel y fallando miserablemente.
El vampiro es demasiado Twilight, el hombre lobo no es lo suficientemente adorkable, la fantasma es irritante, y así.
Imposible hacer callar a mi pequeño crítico interior.

Tal vez como serie no sea mala - probablemente mejore si uno no ha visto el original - y según las críticas va encontrándose, desde que empezó hasta ahora, y habrá que adivinar que los ratings tiran porque ya firmaron para una segunda. Además, hay que darles, la serie británica tiene 8 episodios por temporada, mientras que los americanos las hacen durar 23, por lo que supongo que tarde o temprano van a separarse del guión británico original y van a lanzarse a hacer su propio camino, agregándole cosas hasta estirarla quince episodios mas. Quizás cuando ya sea otra cosa valga la pena.

Pero ahora, honestamente, me resulta insulsa. Una pálida versión de algo muy bien hecho. Una mas en una larga lista de series británicas que los americanos trataron de adaptar y perdieron con la traducción.
Mas aún porque hace poco vi el último capítulo de la tercer temporada de la versión británica y fue un episodio fabuloso, de esos en los que pasan tantas cosas que te dejan sin aliento, en la orilla de la silla… y en mi caso llorando como una boluda.

Ahora, mi problema es, si la británica no vuelve hasta el 2012 y la americana es una huevada, ¿de dónde voy a sacar yo mi fix de series sobrenaturales ahora?

2 abr. 2011

Magia de Verdad


Zeke está estos días haciendo trucos de magia.
Se retrepa en el sillón, me muestra una moneda brillante de plástico y me pregunta, muy serio y a la vez muerto de risa - no, no es un oximoron, los chicos hacen ese tipo de cosas todo el tiempo, así que no discuta y siga leyendo,
"¿Que´es que haga deparecer la moneda de oro?"
"¿A ver?"
"¡Pupuff, pupuff!" gira, la deja atrás suyo, vuelve y me muestra las manos vacías con aire triunfal.
"¡No ´ta mas!"
"¡Muy bien!"
"¿Hago magia aparecer moneda de oro?"
"Por favor."
"¡Pupuff, pupuff!" y gira, agarra la moneda, se le cae, la vuelve a agarrar, y finalmente me la muestra con un floreo.
"¡`ca `ta!"
"Brillante."
"¿Vite"
"M`encantó."
"¿Ota vez?"
"Dale."

El truco de Rorro tiene un poco mas de producción, aun cuando en sus comienzos era igual al de su hermano. Estos días se sienta con una caja - "nadie mire lo que hay en el caja, ¿eh?" - y anuncia que va a hacer magia.
"¿Qué querés que haga aparecer?" te pregunta, y estudia el interior de la caja con un cierto disimulo, para pasar luego el listado de lo que puede llegar a conjurar del aire.
Uno elige una de las opciones.
Ella asiente, pone cara de mística y
"Abracadabra..." y con un par de pases mágicos, diseñados para ser sutiles - hechos por una nena de cinco años -, levanta lo que sea que elegiste y "¡Tatan!"
"¡Wow! ¿Lo hiciste aparecer vos sola?"
Sonríe orgullosa,
"Sí."
Luego, obviamente, lo hace desaparecer y pasamos al siguiente item de la caja...

Honestamente, dudo que ninguno de los dos vaya a ganar ningún premio en la Escuela de Magia Nacional... pero honestamente, tampoco me importa.