Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

6 jul. 2012

Hablemos de repollos

A mí me gusta cocinar. No me encanta, no trabajaría de chef, y honestamente, el cocinar TODOS LOS BENDITOS DIAS para las tropas, es desgastante, pero mal que mal, me gusta y me doy maña, por lo que siempre estoy buscando recetas nuevas - rápidas, ricas y baratas - como para mantener felices a la muchachada - que no es fácil - y a mí -que soy mas del estilo come-todo. Esto me lleva a comentar que he encontrado estos días una receta bastante rica que quiero compartir con el mundo, porque no sé si el mundo la conoce y amerita conocerla.

Una receta para cocinar repollitos de bruselas.

Sí, vaya, Bebilacqua, vaya. No voy a hablar de sexo, no sé qué le dio esa idea.
Decía, entonces, repollitos...
Sí, todos los demás que quieran retirarse están excusados.

Bajé hace un tiempo una aplicación que se llama Como Cocinar Todo - es una aplicación pesada, sí sí -, y revisando, encontré entre Todo, una receta de repollitos con panceta que me llamó la atención - porque pese a lo que insista el señor del libro sobre como son una combinación típica, es la primera vez en mi vida que escucho sobre el combo -, y ayer me decidí finalmente a probar.
Redoble de tambores...
Quedaron buenísimos.

Yo les tengo fe a los repollitos - siempre les tengo fe a los repollitos, aun cuando no sé por qué, la última vez que los probé, con queso como me habían dicho, fue mas bien un oh... este... no... paso - y esta vez cumplieron.

La receta es fácil, básica y no, no tengo las medidas porque la receta estaba en onzas y libras y todas esas cosas que los extranjeros usan para estar a contramano del mundo y honestamente, ni intenté hacer el cambio.
Hay que cortar panceta en pedacitos - yo usé ahumada, pero voy a suponer que la salada también sirve - y saltarla en una sartén. Mientras, se le saca la parte dura a los repollitos, se cortan en cuatro y se pican. Cuando la panceta está crocante, se agregan los repollitos a la sartén y se le agrega un poco de agua, sal y pimienta. Revolver cada tanto, hasta que los repollitos se pongan tiernos y el agua se evapore (cinco minutos mas o menos). Agregarle una cuchara de aceto (yo le agregué salsa de soja porque no tenía mas aceto y quedó bien) y vòila.
Lo comimos con chuletas de cerdo y puré.

Quedó anotado entre las cosas que salen bien, salen rápido y varían un poco el menú.
De los adultos, al menos, mis críos, as usual, prefirieron saltearse las cosas verdes...

3 jul. 2012

Sin Terminar

Tengo en mi Pila de Libros Empezados que Tendría que Terminar - o PLETT, porque suena divertido :

The Sorcerer´s House, de Gene Wolfe.
Lo empecé a leer, me gustó la idea - un ex convicto hereda una casa donde empieza a cruzarse con criaturas extrañas y demás - y cómo está escrito - son todas cartas, entre él y el hermano y un amigo -, pero no logro que el protagonista me resulte interesante. Me parece un soberano embole. Empieza a hablar y yo bostezo. Su manera de escribir cartas es aburriiiiida. Las cartas del hermano son mejores, pero la mayoría las escribe el protagonista... ¡Tiene un zorro que es mitad mono! ¡Quién no quiere ver uno! Y lo hace sonar si tuviera una tortuga. Tal vez le de otra oportunidad...
Tal vez...

A Promising Man, de Elizabeth Young.
Una comedia romántica. Una chica que se enreda con un chico, qparece ser - de rumores y oídas, nunca nadie lo confirma y de ahí la mitad de los enredos que se suceden - el novio de una ex compañera de colegio a la que ella detestaba... y todavía detesta. Mi problema con este libro es que ella no tiene nada de encanto. Nop, ni un poquito. No es particularmente simpática, no es particularmente talentosa, o torpe, o divertida, o cínica, o bonita, o nada. No veo que ve él en ella. Yo no me hubiera enamorado de ella. 
Este probablemente lo abadone.

Magic Bites, de Ilona Andrews.
Este es de fantasía urbana. A mí la fantasía urbana me gusta mucho. Pero tengo el problema de que mi primer libro importante en el género fue con Storm Front, de Jim Butcher y el primero de la serie de novelas de Harry Dresden, Mago Profesional... Y después de poner la barra a esa altura, es muy difícil que algo la alcance. Tengo un enorme crush en Harry Dresden. Gigante. Después de trece libros, Harry Dresden es lo más. Y esta chica, la protagonista de este libro, no es Harry Dresden. Y no es su culpa, es la mía... Así que voy a dejar que pasen unos días mas entre este y el último de Dresden y lo voy a agarrar de vuelta.

The Unseen, de Alexandra Sokoloff.
¡Es de terror! Y con eso me refiero a fantasmas y espíritus y cosas que se mueven solas.
Me engañaron, me dijeron que era de suspenso. Lo empecé a leer, parecía bueno, la mina tenía una especie de poder extrasensorial y veía cosas que iban a pasar. Pero fue y se mudó a un lugar donde hay una casa que parece ser que está embrujada y un montón de gente macabra y un experimento en los sessenta y... Y ahí lo tuve que dejar. Excuse me. Después yo no duermo, señores.

Kirith Kirin, de Jim Grimsley.
Fantasía medieval, sobre un mundo con magia y una gran guerra y toda la bola. Me gustan esos libros. Empezó muy entretenido. Pero para la mitad mas uno, era más estrategia que historia. ¿Por qué el pibito es especial y sabe todo lo que sabe? No sabemos, pero vamos a mandar al batallón este para allá. ¿El gran romance entre el rey y el pibito va a llegar a algun lado? No sabemos, pero ataquemos por ese flanco y derrotemos a su brigada. ¿Alguien nos va a contar sobre las tres brujas? Quizás, pero por ahora nos conviene retroceder por acá y reagrupar.
Me aburrí. Los dejé jugando a la guerra y cuando vuelva espero que hayan terminado.

It´s in His Kiss, de Julia Quinn.
Comedia romántica victoriana. Me encantan estas. Son como comer caramelos. Lo empecé de lo más contenta, lista para pasar un rato entretenido sin mucho sufrimiento. Pero útlimamente parece ser que leí muchos de esta autora y este me resultó más de lo mismo. Lo voy a guardar para cuando necesite algo divertido y dulce para levantarme el ánimo.

The Holy Thief, de William Ryan.
De suspenso y aventuras en la USSR.
Empezamos con un asesinato muy muy espeluznante. Un asssco, mireloqueledigo. Sangre hasta en el techo. Pero lo superé. La tortura no es lo mío - pobre chica - pero seguimos adelante.
Fue cuando me encontré con lo de la USSR que me eché un poco para atrás - no había leído la parte de atrás, sólo un breve extracto, ese es el problema con los libros digitales... no tienen parte de atrás - y cuando empezamos a hablar de vivir todos juntos, y el Gran Hermano nos vigila, lo tuve que dejar. Es una época que me pone los pelos de punta. No creo que lo vuelva a agarrar. Me desilusiona un poco, fue un asesinato realmente asqueroso y estaba muy orgullosa de mí por haberlo superado. En fín.

City of Fallen Angels, Cassandra Clare.
Este es el cuarto de una saga. Los tres primeros me gustaron mucho. Es sobre un grupo de gente que se dedica a cazar vampiros, y monstruos y esas cosas que quieren hacer la vida complicada. La protagonista no sabe que pertenece a esa "raza" hasta que se ve envuelta en el quilombo. Tiene demonios, ángeles caídos, vampiros que tratan de pasar por humanos para que la madre no sufra, en fín, son divertidos. El problema, y acá viene un spoiler grande como una casa, tápese los ojos el que los piensa leer - el primero se llama City of Bones - es que está contado por ella y ella está muy enamorada de él, que todo bien, pero sucede que ella sabe que él está muy enamorado de ella - todos lo sabemos, moving on - y tiene la molesta tendencia de repetir que él la quiere TODO EL TIEMPO. En serio. Cada dos por tres. Y en un contexto melodramático - tienen trescientos problemas para estar juntos - la cosa se hace densa. Es decir, uno nunca está tan seguro. Y menos a los diescisiete. No que no pueda estarlo, uno tiene una cierta certeza si no cual es el punto de estar con alguien, pero, hablar siempre de nosotros y nuestro gran amor y cuanto me quiere... Suena pedante, lo lamento.

Paths of Glory, de Jeffrey Archer.
Amo a Jeffrey Archer. Todas sus novelas, tanto las de época y familia como las de aventura, me han gustado. Desde Como los Cuervos y Kane and Abel, hasta El Estafador, todas. Menos esta. Es una biografía novelada del hombre que llegó primero a la cima del Everest. No el que está en los libros de historia, que es un australiano, si no un inglés, que llegó antes pero no quedó asentado en ningún lado excepto en los rumores porque murió en el camino de bajada - no es un spoiler, el libro empieza con el final. Leí un montón, casi hasta la mitad. Pero al final, no logré que me interese. Quizás sea saber qué fue lo que pasó, quizás... no sé... Como alguien que pertenece al club de los leen los finales antes que los principios para estar segura de que terminan bien, no creo que ese haya sido el problema, pero... bueno, me aburrí.

Nueve libros en mi carpeta PLETT.
Nueve libros que gracias a la era digital, puedo darme el lujo de tener y no leer si no quiero.
Hay que agradecer los beneficios del mundo moderno.

... En realidad son veintiuno, pero me pareció mucho...