Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

31 mar. 2010

Tormentas Guardadas


Estábamos las dos encerradas en su cuarto - "No quiero que entre Zeke!! No, decile que salga!!" - armando un zoológico. Bah, ella lo armaba, yo, acodada en la cama la miraba hacer, acotando el comentario correcto en el momento pertinente.
Rorro, muy concentrada, "leía" su diario, donde estaban anotadas las instrucciones que indicaban donde iba que animal y cuanta cantidad podíamos tener de cada uno. No sea cosa que nos pasáramos o algo así...

Por allá iban los perros - junto a la estantería violeta; mas allá el "ososario" - en el borde de la cama; por aquella zona - junto a la botellita llena de goma eva - el acuario con los peces y los delfines; la "zorrería" - una cajita roja sobre una pila de almohadones; el "mariposario" - toda la vista desde el acantilado; y a un costado el único tigre - originariamente un león, porque los tigres tradicionales no supimos donde estaban.

Ella entonces pasó al siguiente item su diario y me señaló otra esquina de la cama,
"Y por allá vamos a poner los huracanes."
"...", parpadee. Ya había comentado algo antes respecto a los huracanes, pero yo no le había prestado mucha atención, ocupada como estaba en montar la "zorrería" encima de su montaña de almohadas. Ahora, sin embargo, tuve que comentar.
"No podemos guardar huracanes, Ro."

Me miró molesta, llena de fastidio ante mi obvio intento de joder con sus planes administrativos,
"Sí podemos. Ahí los vamos a poner."
El díal de mi confusión subió un punto,
"¿Cómo vas a ponerlos ahí? Los huracanes son... Rorro, los huracanes son tormentas."
Su molestia pasó a incredulidad,
"No son tormentas. ¿Cómo van a ser tormentas los huracanes?" y se sonrió ante mi ignorancia, a veces las madres son tan tontas.
"Sí, son..." frené en seco y cambié de táctica "¿Qué son los huracanes?"
"Son pájaros, mamá," obvio. Hizo un gesto frente a su nariz, "Con el pico grand..."
"Tucanes, Ro. Esos son tucanes."
"Oh..." un latido, dos... "Bueno," levantó su diario y sin perder el compás me señaló una vez mas el ángulo de la cama "y ahí vamos a poner los tucanes."

8 comentarios:

zorgin dijo...

se vé que Ud todavía es "nueva", cómo la va a contradecir?

Alex dijo...

jajajajajaja, son geniales los chicos. Dale un besazo

Yoni Bigud dijo...

Bueno che... la precisión terminológica es aburrida. Lo importante es que las palabras rimen.

Un saludo.

Lala dijo...

Tu Ro es increíble.
Debes pasarlo genial con sus ocurrencias! :D


Un besito


Lala

Pablo dijo...

Pintaba tan bien el zoológico con huracanes. Y ahora es uno más...

Ouchurus dijo...

Pero si ella dice que pueden guardarse huracanes, pueden guardarse y chau...
eso es lo más lindo de esta edad, las contradicciones a nuestra aburrida lógica!!!

Igual parece que eran tucanes nomás...

un saludo

Guada GN dijo...

Don Zor, ya estoy aprendiendo. Eventualmente podré poner cara de circunstancias y murmurar "mirá vos que bien" como la mejor.

Alex, considerala besada :)

Sr Bigud, la verdad que sí. Mientras suene igual la verdad no sé porque nos preocupamos tanto. Al cabo que sabemos lo que queremos decir, no?

Guada GN dijo...

La verdad, Lala, que sí. Si mi niña mantiene el espíritu y la Vida Real no se lo aplasta - como a tantos - la va a pasar bomba.

Oigame, Pablo, alguna vez trató usted de encerrar un huracán? Es un despropósito, se escurre por todas partes y cuando uno se quiere acordar, el zoo es un desastre. Y nuestro zoológico no es uno mas, usted porque no vio la vista desde el acantilado, todo el mariposario :)

Ouchs, yo no tengo ningún problema en tener un zoológico con huracanes - pese al desastre que le expliqué a Pablo anteriormente - pero no quiero tucanes disfrazados. Si son tucanes, son tucanes, si son huracanes, son huracanes.