Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

23 abr. 2010

Contar Hasta 10


Ayer salí del laburo y a dos cuadras tuve que desviarme porque venía hacia la gobernación una manifestación - bombos y platillos - repudiando/apoyando/haciendo quilombo sabe Dios por qué.
Llegando a la avenida me encontré con otra manifestación - mas bombos, mas platillos -, esta yendo hacia el hospital, repudiando/apoyando/haciendo quilombo sabe Dios por qué bis.

Doblé en dirección hacia el hotel del Comahue - la avenida también estaba cortada, asumí yo que era por la manifestación A y/o B - y al ir acercándome al hotel noté una ambulancia, un patrullero, un camión de bomberos y frente mismo del hotel, un enorme bondi y un montón de monos de traje cortando el camino.

Yo, que venía escuchando La Oreja de Van Gogh en el MP3, no presté mucha atención real y seguí caminando, para que uno de los monos de traje me frenara y me dijera que tenía que cruzar.

Me saqué los auriculares y le pregunté quién venía, tanto quilombo lo menos que esperaba era a alguien importante,

- Maradona con la selección.

No. No fue, en mi libro al menos, la respuesta correcta, estoy seguro de que otros se hubieran quedado mas impresionados de lo que yo me quedé,

- A ver, pará.- y el que yo le hable a un desconocido de esa manera dá una pauta de lo muy muy poco impresionada que estaba - Acabo de cruzar una calle cortada por una manifestación, y otra calle cortada por otra manifestación distinta, y vos me decís que ustedes están cortando esta calle y que yo tengo que desviarme de un camino que hago todos los días por ... ¿un grupo de futbolistas?
El obviamente me miró con cara de palo - porque para eso le pagan - y me señaló por donde tenía que caminar, sin saber lo cerca que estuvo de que le pateara las canillas.

Me tienen harrrrrrrrrrrrrrrta, me tienen. Estoy re podrida de que todo el mundo haga con mi derecho a transitar lo que se le de la gana. Desde los manifestantes hasta la selección, que no tengo puñetera idea que hacen en Neuquén y que porqué no podían llegar sin hacer alharaca y cortando las avenidas, como si en esta ciudad no tuviéramos suficiente quilombo propio.

Hoy por las dudas voy a dar la vuelta grande, la que rodea a la gobernación, al hospital y al hotel del Comahue, porque otro mono de traje me dice algo y ya veo que lo pateo y terminamos en todos los diarios.

5 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Yo por Maradona no cortaría ni el café del desayuno. Son puntos de vista.

Un saludo.

zorgin dijo...

pero caramba, Guadagn, Ud no sabe nada de circo romano???
de la alegria del pueblo???
de la importancia que tiene el desquicio ciudadano en cuanto a cortar calles como parte f u n d a m e n t a l de la democracia???
quiero informarle que una de sus lectoras del caralibro le avisó, que el gordito "mamero" estaría de visita en su (de Ud) ciudad.
Ud no lee?
hoy es el dia de chespier? lo festejó su biblioteca?

Marina dijo...

yo hubiera preguntado exactamente lo mismo. la habilidad para empujar una pelota con los pies está sobrevalorada, creo...

Dosto dijo...

Y qué tiene que ver la habilidad con la pelota con cortar calles??? Para eso tienen un rectángulo con pasto sintético y/o natural, en donde 22 habilidosos intentan meter la redonda en dos arcos, apoyados desde afuera por miles y miles de monos que en su tiempo libre se dedican a cortar calles...

Guada GN dijo...

Exactamente mi punto de vista, Sr Bigud. Y que por el gordito y su gente me corten la calle - después de todos los cortes anteriores - realmente me colmó la paciencia.

Don Zor, me enteré después que el gordito mamero venía. Pero ya era tarde. Y no me hable del desquicio ciudadano, que un día sí y otro también los tenemos acá rondando...

Marina, yo opino que a estas alturas el mundo sobrevalora demasiadas cosas que no tienen tanto valor, empezando por los futbolistas, y no quiero seguir hablando...

Dosto!! Eso!! Por que tienen que cortar las calles? Por que? Para hacer quilombo al pedo, acá venimos nosotros, no habia nadie esperándolos! Nadie! Habia 5 gatos locos mirando lo que pasaba como cualquiera que no tiene nada mejor que hacer y el resto del mundo continuabamos girando. No habia fans, no habia psicópatas, no habia nadie a quien mantener lejos... sólo a mí, que me quería ir a mi casa.