Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

30 abr. 2010

Cuando el Elefante Camina...


El lunes llegó una nota en el cuaderno de Ro que hoy, viernes, iban a hacer una fiesta y que tenía que llevar una careta, una máscara o un disfraz de algún animal.
Cómo mis momentos Utilísima son contados y ni en pedo los gasto en hacer algo que se puede comprar, le pedí a su abuela si cuando fuera al centro no sería tan amable de ver de conseguir algo, ya fuera una careta, una máscara o un disfraz.
Rorro le pasó una lista de los animales de los que ella estaría dispuesta a disfrazarse y allá partió Susan en busca de.

Afortunadamente para todos nosotros, en la lista - bastante breve, por cierto - de Ro estaban incluidos los elefantes, porque mi suegra consiguió un disfraz completo - enterito gris y gorro con trompa - por 20 pesos, merced a que tenía un punto saltado... en alguna parte que yo nunca vi.

Esta mañana mi niña se vistió feliz, se puso su disfraz encima de la ropa y partió, luego de explicarme que pensaba entrar al jardín en cuatro patas y que la había instruido a su abuela para que "mintiera" y dijera que Rorro no había venido, pero que había traído un elefante en su lugar... Ocurrencia que sucede todos los días, vamos.

Cuando Susan volvió a buscar a Zeke me pasó el detalle de la entrada triunfal.
Cruzaron la calle - en dos patas, porque nada que arruine mas la moral que un paquidermo aplastado - y ya en la vereda, la Rorro se puso en cuatro patas e irrumpió en el corro de padres y maestros, que, gente muy gamba para ser las 8 15 de la mañana, se lanzaron a un coro de "uy, un elefante" en distintos tonos y variantes, lo que llevó a mi hija a un ataque de risa que terminó con ella, de pie frente a la puerta, los brazos en alto, gritando,
- ¡No! ¡Soy yo! - seguido por una serie de exclamaciones de sorpresa e incredulidad...

Definitivamente, una mañana que empieza así de bien sólo puede mejorar.

11 comentarios:

Lala dijo...

Me estoy imaginando la cara de felicidad y de divertimento de tu hija y sólo de pensarlo me lo estoy pasando bomba!
:D
Qué bonita es la inocencia!
Ella, aclarando quien era, jajaja!
me encanta


Un besito


Lala

zorgin dijo...

me imagino la alegría de la niña y la diversión de la abuela :)

Ouchurus dijo...

que lindo es tener 5 años!!!

Flor dijo...

Me la comoooooo!!!

Pablo dijo...

Qué gente macanuda. A esa hora de la mañana el comentario instintivo es "¿Elefantes en las escuelas? Así andamos, Dios mío, así andamos".


Esas escenas nos reconcilian con la vida.

Marina dijo...

qué ternura, guada
te la cuido el finde, querés? :)

Guada GN dijo...

Lalaina, a mi lo que me mata es que no se cree del todo que se piensen que es un elefante... Pero todavía no se cree del todo que NO se piensen que es un elefante :)
Es una buena edad
Besos

Don Zor, las dos la pasaron bomba.

Ouchs, yo recuerdo que mis cinco años fueron fabulosos... Es bueno tratar de que los hijos tengan esa misma sensación en los años por venir.

Flor, mis hijos son terriblemente comestibles :P

Pablo, yo pensé lo mismo. Elefantes en las escuelas, ya los maestros no saben que inventar para no dar clases.
Pero sí, es bueno saber que uno no está solo a veces.

Marina, este ya está organizado, para el próximo te aviso con tiempo :D

Briks dijo...

eso es tener suerte !!!

a mi, por el contrario, en el laburo me recibieron con caras de perro

Yoni Bigud dijo...

Hay que ver esa ingenuidad... Mi hija hace lo mismo, pero disfrazada de princesa (Cenicienta, Bella o la que sea), por lo cual no hay máscara que le tape la cara.

Tengo bien ensayada mi cara de sorpresa.

Un saludo.

Elena dijo...

Lo que no daría por empezar un día así!!!!

Guada GN dijo...

Briks, lo tuyo probablemente es porque no fuiste vestido de elefante... :)

Sr Bigud, siga así. Va - vamos, digo - a tener que usar esa misma cara de sorpresa frente a muchísimas cosas en los años por venir, así que hay que mantenerla entrenada.

Elen, a mi también me encantaría empezar un día así... Pero la Evil Headmistress no creo que mire con buen ojo que yo venga disfrazada...