Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

21 abr. 2010

Trece Cajitas


Hace un tiempo me encargaron organizar unas cajitas viajeras - ok, el nombre técnico no es cajitas viajeras, pero tanto tiempo pasado con la Ro y sus maestras de jardín tiene sus consecuencias y así les quedó el mote - con libros para que las teachers distribuyan en los cursos que les toca.
Haciendo un recuento me toca armar 13 cajitas viajeras, con un total de 167 readers de primero y segundo nivel. Los readers ya los separé - no todos, sino varios, como para que la coordinadora elija cuales le gustan y así ir y comprar, porque no tengo 167 libros exactamente como la directora y la coordinadora quieren - así que no es ese el tema de hoy, el tema de hoy es la cajita en sí.

Hará dos semanas, decidí que era hora de comprar las cajas, ya que si no hago cosas que la directora pueda ver después la buena mujer anda diciendo por ahí que yo no hago nada. Mi idea original - y velozmente descartada - fue conseguir cajas de zapatos, pero la coordinadora, con mejor tino, me dijo que las compre, que ella había comprado unas para armar muy buenas y del tamaño perfecto - casi casi tamaño caja de zapatos - en MultiNo Sé Qué Cosa, a 7 pesos la caja.
Muy bien, pasé por secretaría a pertrecharme de la cantidad de dinero pertinente, y cuando ya estaba por salir, Marga, la Secretaria - con S de antigüedad - me dijo que llamara primero a la librería Otra Que No Me Sé - Dios, mi memoria es espantosa - a ver si las tenían y a qué precio.

Busqué número, llamé, me atendió un chico y amablemente le pregunté si tenían cajas para armar.
- ¿De que tamaño?
- 30 por 20... Tipo cajas de zapatos.
- Sí. ¿Para armar?
- Sí, para armar.
- Sí, tenemos.
- ¿A cuanto las tenés?
- 16 pesos.
Contra los 7 que se suponía salían las otras me pareció un poco caro, pero la librería OQNMS quedaba mas cerca que el MultiNSQC - y yo Neuquén para ese lado mucho no me lo conozco - así que le dije a Marga, Marga me dio la plata y allá partí.
Llegué la librería a tres cuadras y me atendió una señorita. Nos saludamos y le repetí el pedido que le había hecho al chico por teléfono. Ella me miró un segundo y me dijo,
- No tenemos cajas para armar tan chicas, sólo ficheros, - y me señaló unas cajas enormes.
El segundo que yo la miré a ella fue un tanto mas largo,
- Yo hablé con un chico y me dijo que tenían.
Para resumirlo, las únicas cajas que tenían del tamaño que yo quería venían armadas y salían 27 pesos. Le pregunté a la chica por qué me habían dado mal la información por teléfono y ella muy suelta me dijo que probablemente para que viniera a mirar.
Como estrategia de venta me pareció muy mala, y un tanto cabreada, partí en busca del MultiNSQC, que de ahí ya me quedaba mas lejos y no estaba del todo segura como llegar.

Luego de pasarme por dos cuadras y retroceder, encontré el lugar, recorrí las góndolas - es como un supermercado pero sólo de bazar - y no encontré ni una bendita caja. Encontré un montón de huevadas a buen precio, pero de cajas, ni la forma.
Le pregunté entonces a la chica de la remera amarilla que le ponía precio a una pila de platos que me mandó hacia adelante, donde finalmente encontré una pila alta así de cajas desarmadas, de 20 por 30, con un cartelito de oferta a 11 pesos con la única pega de que todas tenían una u otra foto de esas muy muy cursis que vienen también en las tapas de los cuadernos y de las carpetas medio pelo.

Como yo quería cajas lisas, fui y le pregunté a otro Remera Amarilla - este estaba conversando con otro Remera Amarilla mas y ninguno parecía estar haciendo nada útil en el gran esquema de las cosas - que sin siquiera mirarme me dijo que lisas no había. Pregunté si alguna vez pensaba que tendrían, y ahí sí, deteniéndose a pensar un momento, me miró con carita de desdén - me cosquillearon los dedos de ganas de sacársela de un bife - y me contestó que probablemente la semana que viene.
Volví a la Cultu con las manos vacías, protesté contra los empleados en general, y dejé el asunto para la semana siguiente.

La semana siguiente lo dejé para esta semana.

Hoy volví al MultiNSQC, crucé la puerta, me dirigí hacía el sector librería y al no ver ninguna caja desarmada lisa - ni mi paciencia a tal efecto - le pregunté a otra Remera Amarilla, que una vez mas me mandó hacía el frente del bazar donde nuevamente me encontré con las cajas debajo de su cartelito de oferta a 11 pesos con sus terribles fotos del Calafate y nuevamente me moví en dirección al Remera Amarilla original - sí, era el mismo de la otra vez, esta vez conversando con una chica que no era remera amarilla - al que le pregunté por las cajas lisas que se suponía entraban la semana pasada. Con la misma cara de desdén- y yo todavía traía las ganas del cachetazo de la otra semana - me dijo que no había y que no sabía cuando iban a traer.
Finalmente, sin poder darle rienda suelta a mis ganas de cachetearlo, me rendí ante la evidencia y junté trece de las cajas de oferta desarmadas con sus terribles fotos de paisajes - me llevé 5 del Calafate, 5 de las Cataratas y 3 de Puerto Madryn - y me dirigí hacia la caja, consolándome con que podía forrarlas o pintarlas después.

En la caja, un Remera Amarilla, un tanto mas amable que el anterior, confió en mi palabra de que eran trece, pasó una y me dijo el importe. Cual no sería mi sorpresa al descubrir que las cajas de oferta a 11 pesos en realidad estaban a 7 pesos...
Sin hacer comentarios - no sea cosa que estuviera equivocado el código y yo ya estaba hasta acá de los Remera Amarilla y de los empleados de librería en general - le pagué, le pedí el ticket y me fui al carajo.

Las próximas cajitas viajeras que las compre magolla.

10 comentarios:

zorgin dijo...

Es Ud una mujer paciente y honesta.
Magolla va a comprarlas a 7, y a medias con el jeropa de amarillo le darán una dactura por las de 27 a su amiga Marga.
Lo que no entiendo es por qué diántres, no puso al ganso en su lugar?

Alejandra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandra dijo...

puf, me había comido un pedacito de post.

esas cajitas parecían tener vida propia o era pelotudez ajena, nomás?

y hay que cambiarle el nombre, esas cajitas son muy manipuladoras, no viajan, hacen viajar

(Alex)

Yoni Bigud dijo...

Las cajitas viajeras son traicioneras. No tiene que ofrecerse para esas tareas.

Yo no hablo con los remeramarillas. Prefiero el oprobio de llegar a mi casa con el artículo equivocado.

Un saludo.

Lala dijo...

Jajaja, madre mía, qué odisea con las cajitas!
Y qué inhumanos los tipos de las tiendas!
Qué ganan con marearte? Que no te queden ganas de volver, sólo eso.
En la era de la comunicación y hay que ver de qué poco sirve, ainsss...


Un besito


Lala

Guada GN dijo...

Don Zorgin, es sorprendente la cantidad de paciencia que uno tiene acumulada.
Lo de honesta es algo curioso, porque acabo recièn de darme cuenta de que le mentí al último Remera Amarilla y me traje una cajita de mas... pero una tapa de menos. Esto de que las cajas y las tapas estuvieran en lugares distintos me mareó.
No lo puse en su lugar porque qué le podía decir. No me mires así? Vos siempre vas a ser un Remera Amarilla que a lo único que puede aspirar es a empleado del mes así que no se de qué te las tirás?
No sé, Don Z, a mí esas cosas no me salen.

Guada GN dijo...

Pelotudez ajena, Alex. Las cajitas han sido armadas, están sobre mi escritorio - bueno, mi escritorio y el escritorio de al lado, y un pedazo de piso - y tan tranquilas ellas.

Sr Bigud, yo no me ofrecí, me ofrecieron. Y voy a empezar a tomar su posición como ejemplo, porque prefieron pasearme por el bazar y pelotudear mirando chucherías hasta encontrar las cajas, que volver a hablar con un Remera Amarilla en mi vida.

Guada GN dijo...

Lala, toda la razón del mundo. De ahora en mas voy a comprar en mi librería amiga, que si bien las cajas no salen 7 pesos, nadie me mira mal ni me engatusan por teléfono para llevarme a su local bajo falsas premisas.
Besos para tí, reina :)

Flavio Martin Morante (Tincho) dijo...

Nunca confiaría en alguien que debe vestir una remera amarilla durante 8-10 horas. Yo después de las 3 horas ya empezaría a dudar de mi estado mental. Es una cosa de preferencia de color. Si a esto le sumáramos la frase "Pregúntame a Mi", me doy vuelta y me voy.

Good luck next time!!!!!!

Guada GN dijo...

Tincho, debe ser eso. El amarillo se les sube a la cabeza y les destiñe las ideas. No me queda otra excusa para tanto apatismo y tanta hostilidad infundada.
No va a haber una next time, la next time va a ir alguien mas, porque lo que es yo, me rindo para lo que queda de la temporada... pero se aprecia la good luck :)