Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

13 may. 2010

Es el Zumbido el Problema


Lunes, 18 35 hrs.
La plaga de moscas en Neuquén continúa.
Me tienen re podrida.
Hay una rondando mi cabeza. Le calculo la trayectoria y con un movimiento digno de Daniel San, la aplasto entre mis manos y cae al suelo, donde, aturdida, trata aún de moverse y yo, vengativa, la piso con la bota y la pateo contra la pared.
"Ja!" murmuro por lo bajo, satisfecha.

Lunes, 18 37 hrs.
Otra mosca se acerca y comienza a rondar mi cabeza.
La miro con expresión belicosa, los ojos entrecerrados.
"¡Acabo de matar una de ustedes!" la increpo en voz alta, "¿Acaso no aprenden con el ejemplo? ¿De dónde saliste vos?" y sigo su vuelo con los ojos, girando la silla, hasta cruzarme con la mirada de la única otra persona en la biblioteca, que desde su mesa, sus libros esparcidos a su alrededor, me está mirando.
"Hablaba con la mosca" le aclaro sin pensar, y sonrío, porque, vamos, quien no ha hablado nunca con una mosca, je je je.
Ella me devuelve una sonrisa mas bien forzada, del estilo "no hagamos enojar a la crazy lady", y en cuanto suena el timbre, practicamente escapa de la biblioteca.

13 comentarios:

Tita Lamberto dijo...

jajajajajaja! final colosal, tu increpar a la mosca, mortal...!!!
Viví en zona desértica y en lugares así está plagado de moscas, muchas moscas, demasiadas moscas hasta que baja el sol que te juro, no se a dnd carajo van, pero se van y vuelve la tranquilidad que dura hasta las 5 de la matina...!
Tengo un amigo que las atrapaba al vuelo. Y nunca erraba. Ja, un ídolo nacional...!

Pau dijo...

¡Le hubieses hechado la culpa a CQC!

Alejandra dijo...

esa chica temió por su vida y vos con excusas banales!

(alex)

zorgin dijo...

si no le teme al que dirán, búsquese un palo afilado en la punta, comunmente conocido como pica, clave en la punta el cadaver de la mosca, si chorrea un poco de sangre, mejor, y trate de que le queden los ojos abiertos, los de la mosca (ya sé que son muchos), en actitud "ahhhhh...!!".
luego coloque la pica, donde toooodos los bichos la puedan ver (incluída la embarazada directora),
las cosas cambiarán, es un hecho.
:)

Guada GN dijo...

Bicho hinchapelotas la mosca...
No te digo, Titus, que haga que uno aprecie al mosquito, no, pero un rato con cuatro o cinco moscas dándote vueltas por la cabeza puede ser enfermante.
Que grande tu amigo... Yo cuando atrapo alguna me sorprendo tanto que tiendo a abrir la mano y ups, allá se va tan campante :)

Pau, yo creo que ni culpando a CQC levantaba la imagen. Cuando le hablé a la mosca la primera vez ya estaba todo perdido.

Vos decís, Alex que se sintió amenazada? No lo pensé! Solamente pensé que había dudado de mi sanidad mental... Me habrá creído peligrosa también? Cuando nunca mas la vuelva a ver ya sabré por qué fue.

Don Zor, estos bichos no escarmentan en cabeza ajena - incluída la directora embarazada - así que no me voy a poner a levantar semejante show para que después nadie se impresione.
Pero gracias por la idea.

Alex dijo...

Dudó de eso y por eso temió por su vida, seguro que pensó "y si me confunde con una mosca?"
jajajajja me río de todo lo que me empecé a imaginar

Uninvited dijo...

Jajajaja! Me acordé de la encarnizada y eterna lucha del papá de Mafalda con las hormigas, cuando les hizo un caminito de azucar hasta el enchufe para que al llegar se electrocuten.
Y hablando de electrocución, te vendría genial un instrumento que conocí en la casa de mi amigo, el coqui valles, con el cual prácticamente nos criamos juntos en cuestiones mórbidas, sarcásticas y humor negrísimo. El muy turro encontró -antes que yo!- una especie de raqueta, del tamaño de una paleta de paddle, cuyo encordado es un enrejado de alambre finito, conectado a dos pilitas que se guardan en el mango y un botoncito que activa el patadón eléctrico. Lo demás es muy simple, smash, volea, revés, gran Willy, con el botoncito apretado y trrssshhh... mosca frita y sonrisa de oreja a oreja :D

A las pruebas me remito ;)

Guada GN dijo...

Era bastante robustiana la muchachita como para ser confundida con una mosca... Pero por otra parte, una persona enajenada no creo que haga distinciones así que sí, puede ser...
Y no sé en qué estás pensando, pero reíte tranquila, que es sano.

Unin, la ideala idea de ese coso que me describe me parece terriblmente repulsiva y sin embargo fascinante a la vez, lo cual habla del estado mental en que me tienen las moscas que rondan mi cabeza. La mañana recién empieza y ya hay dos, que para la tarde probablemente sean seis... Parecen conejos, mireloqueledigo...
No sé si a pilas, pero que me voy a conseguir una paleta matamoscas como las de antes... en cuanto pueda me consigo.

Yoni Bigud dijo...

Los diálogos con los insectos son algo muy normal. Tampoco es para que esta persona escapara de la biblioteca. Otro sería el cantar si usté hablara con los libros, las mesas o la máquina del café.

Un saludo.

Guada GN dijo...

... Ah, no, yo hablarle a la máquina de hacer churros no... Ah, de hacer café dijo... No, deje entonces, no dije nada...

Pau dijo...

Sino decí que querés comprobar empíricamente si las moscas son sordas.

Dali dijo...

Seguramente había un pensamiento del estilo "Mmm, tantos libros la volvieron loca, pobre" detrás de la sonrisa forzada.

Pero don't preocup, yo siempre les hablo a las moscas. Nunca con respeto, pero les hablo en fin

Guada GN dijo...

Pau, a estas alturas estoy segura de que las moscas escuchan perfectamente bien, pero que me ignoran olímpicamente.

Dali, si le hablaras a las moscas con respeto yo empezaría a preocuparme. Mientras las putees de arriba a abajo estamos bien.