Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

10 dic. 2010

Serpientes y Escaleras


Veíamos ayer con mi legítimo Las Crónicas de Narnia, El Viaje del Guerrero del Alba. O Narnia 3, para mas datos.
Si alguien no leyó los libros pero sí vio las películas, en este viajan los hermano mas chicos - ya no tan chicos - Edmund y Lucy, y un primo lejano de nombre Eustace, y se encuentran con el principe Caspian en un barco. Han pasado un par de años ya y van en busca de la aventura que acontece en la siguiente hora y media de película.

Está buena, me divirtió. Pero a mí me gustan ese tipo de películas así que no sé que tanta recomendación sea.

Con H en un momento nos pusimos a comentar que curioso era el pasaje del tiempo en la historia, que la primera vuelta ellos pasaron veinte años allá y al volver habían pasado cinco minutos, y sin embargo esta vez pasaron acá unos meses y al ir para allá sólo habían pasado un par de años. Se ve que C.S.Lewis era muchas cosas pero la física cuántica se le escapaba un poco.

Eso me lleva a mi posto de hoy y a lo mucho que me indigna - sí, indigna, y es algo que no puedo superar, aún cuando han pasado muchísimos años desde que leyera los libros - el final del primer libro.
Algo a niveles de "Y luego despertó y era todo un sueño" - horror de los horrores -, algo que sólo Lewis Carrol puede hacer y el resto que no lo intente.

No creo estar arruinándole nada a nadie - si alguien no leyó los libros o no vio la primera película, acá es el momento en que tiene que taparse los ojos porque voy a contar el final..., usted ya la vio, Bebilacqua, no se haga el pelotudo - cuando digo que la forma en que los cuatro Pensieve vuelven a casa, después de pasar veinte años en Narnia, es frustrante.
Frustrante.
Salen del placard y... cha chan ¡vuelven a ser críos!

¡¿Qué demonios?!

Creo que de todos los finales que pudo pensar ese es uno de los mas crueles pudo hacer el escritor.
No sé si no lo pensó. Si tenía planeados ya los otros libros. Si no les dio profundidad - habiéndo leído los libros años mas tarde me parece que es eso, son medio bidimensionales los pobrecitos. Pero la verdad verdadera, no puedo evitar pensar en esas cuatro personas pasando veinte años en un lugar, creando una vida, cumpliendo años, gobernando un reino. Juntando amigos, conociendo gente, haciendo planes. Para que de golpe y de la nada, porque se equivocan de camino en el bosque - ni una puta brújula entre los cuatro, gente grande -, terminen de vuelta en la Inglaterra rural de la Segunda Guerra, como cuatro críos, subordinados nuevamente al resto del mundo... Yo, de haber sido uno de ellos, creo que hubiera saltado del precipicio mas cercano. Posta. Uno, dos, tres, bam.
Hagan el cálculo. Ser un adulto, un rey, sin nadie que me diga que hacer, mas allá de lo razonable. Teniendo planes para viajar, para el día siguiente, para los próximos veinte minutos, quizás habiendo conocido alguien con quien guiño guiño codazo codazo... Y por un accidente mágico-geográfico, quién puso ese placard ahí, volver a la casilla uno, despojada de todo eso, me haría saltar la térmica. Por completo. Me quemaría todo el cableado.
Imagino hoy día, meterme en el placard a guardar las toallas y amanecer hace veinte años, sin nada de lo que tengo hoy. Por favor, no, que se me frunce todo. Mis doce años fueron buenos, pero ya está, ya pasó.

Sí, ya sé que es un libro para chicos - Bebilacqua no ponga esa cara -, y que estoy pensando demasiado en el tema y para qué sobreanalizar tanto las cosas, y que debería ocuparme de cosas serias - shh, que me hacen reír -, pero cada vez que sale una nueva película no puedo evitar el disgusto.
En mi humilde opiníón, y con todo respeto, C.S.Lewis los garcó desde la copa de un pino y si hubiera sido hoy día, esos chicos hubieran tenido años de terapia por delante.

20 comentarios:

WaitMan dijo...

Mire... hay gente a la que le toma décadas lograr salir del placard...

Para mí que a Lewis se le escapó la historia de las manos, y no encontró otra forma de terminarla.
Pero, ciertamente... es muy frustrante.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Yo firmo una vuelta. Eso sí: déjenme llevarme internet; no quiero estar buscando el nuevo escondite de mi hermano para la Playbloy "Especial: Las chicas de Olmedo", como a los doce años.

Jazmin dijo...

Sea literatura para niños o no, creo que casi a todos nos daría pánico la posibilidad de tener una vida durante 20 años y de un momento al otro, pumba!

Ah, pero... eso se llama vida, mire ud. Precisamente por eso, por la posibilidad, por lo probable, es que da miedito.

Digo yo.


Por eso, si está mi placard abierto, no me puedo dormir. Me levanto y lo cierro. No vaya a ser cosa...



(qué reflexiva está hoy, eh)

zorgin dijo...

Los placards/roperos/closet tienen la particularidad que uno entra de una sola manera (como és), pero no sabe como va a salir...
quién no tiene una historia de cuando se metió en un placard?
(por eso Bebilacqua está tan amoscado)

eMe dijo...

Creo que Bebilacqua esta no te la perdona.
No leí los libros, no vi la peli, tendría que preguntarle a mi ahijado, pero intuyo que no me va a dar bola...

Uninvited dijo...

menos mal que del placard salen chicos y no patas de lana :S

GABU dijo...

No leì los libros anque vì la primera y me resultò tan pero tan abominable la pendejita màs chiquitita que de tantas ganas de llenarla de coscorrones que me diò,me jurè no pispear nunca màs ni el trailer!!!
jajajajajajajja

P.D.:Hay excelentes obras de la literatura con finales de mierrrrrrr..,digamoslò!!

Jamàs olvidarè lo pèsimamente mal que termina una de las geniales (para mì aclaro) obras del MARQUÈS DE SADE,de solo recordarlo me dan ganas de resucitarlo pa' sopapearlo nomàs... :S

BESOPOS
Existe algo màs tenebroso que un placard empotrado??

Martín dijo...

La verdad que a la hora de elegir películas o libros con finales pedorros, para mí la que se lleva la copa a casa con moñito y en andas es "Lo que el viento se llevó". Qué asco más grande, después de tragarme las 75 horas que dura, en un momento se les debe haber acabado la cinta y al joraca...

Yoni Bigud dijo...

Es que algunos escritores son como esos delanteros de fútbol que se eluden a medio equipo y después la pegan en el palo con el arco solo.

Les falta esa puntada final. Fallan en lo mejor.

Un saludo.

Ouchurus dijo...

Tengo entendido, y hasta el mismo autor lo dice, (espero no pincharle el globo con esto) que la primera película es una, digamos, analogía de otra historia muy conocida, y cada cosa de la primera simboliza algo de la segunda. Un ejemplo es la historia de el león (Aslan)que se somete a una humillación indigna para él,tomando el lugar de otro(el más chico de los varones) que los había traicionado.

Le suena?

Por esto, el final también tenía toda su explicación.
Y para los que no conocían todo este trasfondo, el final era como el de las primeras películas (o libros) del Señor de los anillos...sólo un puntapié para la siguiente película (o libro).

Respondiendo a su duda: Lewis sí había pensado toda la historia y después la dividió para publicarla.
Preguntelé a su amiga (y la mía) que sabe bastante de esto.

un saludo y espero no haberla torrado!

pal dijo...

Yo no veo y no puedo-soy incapaz, me duermo- este tipo de historias. Y si las veo, las olvido. Yo sé que vi esta porque Adri la vió en la época en que no veía cosas sin que yo las hubiera visto primero (si, somos un horrorr r r de padres) pero no me acuerdo.
Por el contrario Adri adora este tipo de literatura y lee todo primero antes de ver las películas. No recuerdo que Narnia lo traumara y me puedo imaginar que para un niño es muy tranquilizador volver a casa. Nada es tan importante como eso.
(Yo opino sin saber nada, pero eso ya es más que costumbre en mi, un uso)

Epístola Gutierrez dijo...

Yo creo que hay autores que sacan el final de la galera, y se les pèrdona porque la historia en sí es muy buena. Bueno, se les perdona porque se lesperdona, qué sé yo.
Al menos leerte me resultó divertido, y ya sé que no veré la peli.
Besos.

pal dijo...

Yo si la veré... resulta que me paro de la compu y me voy con mesié le chiquitín a ver tele y tate! taban dando Narnia en monitos y tate que le pregunto que si a el le parece el final y tate que me mira con sus ojos cargados de amor y nostalgia y me corrobora que no hay final feliz ni perfecto sin que los niños vuelvan a casa,
Eso sería.
Y yo por mi hijo voy y veo Narnia. Seguro. (espero no roncar muy fuerte y que el cine esté bien oscuro)

Vicky dijo...

No me gustaron las pelis, pero si los libros.

Guada GN dijo...

Waitman... era Inglaterra en los años 40... tal vez haya algún mensaje encubierto que no sepamos... :/
Gracias por adherir.


Bueno, Sir Mambetta. Si encuentro en algún placard de mi casa el camino hacia su casa hace 20 años, le mando un mail. Ahora, no sé si la wifi llega hasta allá... Yo veo hasta donde tira...


No me asuste, Jazmin! Que ya sé como funciona esto de la realidad y trato de ignorarla... :S
Yo tampoco puedo dormir con el placard abierto, vaya a saber que hay ahí dentro
(me pasa cada vez que estrenan Narnia. No sé porqué. Me molesta. :) )

Guada GN dijo...

Si Bebilacqua contara las cosas que ha hecho dentro del placard...
Son mas peligrosos de lo que parecen los roperos... :)


eMe, son lindos. Simples. No tontos. A mi siempre me gustaron. Y ahora que su ahijado toca en una banda no creo que le de bola con estas cosas, no no...


Ese es el placard de otra persona, Unin... Pero sería preocupante...

Guada GN dijo...

Gabu... Entonces no veas las dos que le siguen, porque la enana va en punta :)
Pero las que le siguen - si llegan a hacer las películas - ya tienen otros protagonistas, tal vez puedas darles una ojeada.
Odio cuando un buen libro - un excelente libro - es cagado por un mal final.
No tengo problemas con los placards empotrados... a menos que tengan la puerta entornada y haya una rendija lo suficientemente grande como para que algo adentro me vea pero yo a eso no... :S



"MAñana será otro día!" dijo Scarlett, y yo me quedé con un "¿EH?" Es cierto. Es un final alpe mal. Ahora hay que ver, Martín, la continuación, Scarlett. Que por supuesto no la vi.



"Palo!" grita la hinchada. Síp, sabe que si, Sr Bigud. Me ha pasado estar leyendo libros bastante buenos y llegar al final y "Noooooo..." Que fea sensación.

Guada GN dijo...

No se preocupe, Ouchs, no me torra. Y sí, conozco el trasfondo del Sr Lewis y su ateismo y su conversión después. De hecho, lloré con Tierra de Sombras como una condenada. :)
Pero honestamente, no quita - para mí, como lectora, obviamente - en la molestia que me da cada vez que llega al final y yo pienso "que porquería, pobres críos, de vuelta al mundo real."
Es que se ve que yo de chiquita quería ser reina y me quedó la decepción de que se los quitaran. :)



Pal, a mi me encantan este tipo de historias. Las consumo al por mayor. Además de que me gusta mucho la literatura juvenil, así que ya ve.
No es para traumar a nadie... bueno, a mí me jodió desde siempre, pero yo soy una persona muy particular, no me tome como ejemplo :P
Yo siempre detesté las historias de los chicos que volvían a casa - si es que no extrañaban, si querían volver tenían que volver,lo que no era el caso de estos cuatro hermanos - o de los chicos que perdían los poderes para volver a ser niños reales, y así. Me ponían de los pelos cuando era chica.


Me alegro, Epístola, haberte entretenido :)
Y las películas - anche los libros - no son malas, en serio... Soy yo que me molesta mucho :S

Guada GN dijo...

Esta buena, Pal. La 3 al menos es de aventuras, y hay barcos y dragones y guerreros y etc. Yo la pasé bomba. Es la primera la que me rompe los quinotos.
Pero es como yo dije antes. La mayoría de los chicos deben querer que los protagonistas vuelvan a casa. A mi me ponía de los pelos pensar que después de tener todo tenían que empezar de cero.


Vick, la primer peli es medio aburrida, la segunda no sé que cornos quisieron hacer. No me pareció mala, pero no se parecía al libro...
La tres me gustó. Es de aventuras posta :)

pal dijo...

A mi también me encanta la literatura juvenil-infantil, de hecho fue lo primero que pude leer en alemán y descubrí una mujer fantástica: Christine Nöstlinger. La conoces? y a Kordan?
Bueno, reconozco que recién fue tb acá que conocí a Selma Lagerlof o el mundo de Lindgren... yo creo que yo y tú somos de distintas épocas, yo leí muchísima ciencia ficción, yo te llevo 10 años, creo ... yo leí de niña todo lo que pillé de Bradbury, Asimov y ese tipo de cosas, el resto no me interesaba mucho.

Pero lo dicho, somos tipos de niñas distintas, ya te dije una vez que no me gustaba Plaza Sésamo, que sentía que me traban como si ser niño fuera ser tonta... y sin embargo me gustaban los Muppets... no, hoy no creo que sea "malo" o "bueno" un estilo determinado, aunque sigo pensando que hay niveles literarios y que igual el estilo, si no me gusta me va a impedir disfrutar el buen nivel.
Pero no importa! para gustos hay colores, y ya ves, tengo un hijo que adora este tipo de literatura, así como un padre (cultísimo en lo literario) que también la adoraba o, mejor dicho,la habría adorado si la hubiese conocido. No me cabe duda.
Yo me duermo arriba del libro, pero acompaño como puedo a enano a ver las películas que inclusome gustan. Nunca lograría leer Harry Potter, pero las películas las veo con gusto.