Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

11 ene. 2011

Antes de Salir de Casa



Estoy de vacaciones.
Como alguno quizás haya notado, esto hace que escriba mucho menos.
Esto es porque yo en casa no puedo escribir, no hay forma que logre formar una historia completa con mis niños saltando sobre mi cabeza.
Y de viaje ni hablar, apenas si me acerco al FB para actualizar mi estado.

Pero tengo cinco minutos en este momento, entre que unos están ocupados en una cosa y otros en otra - y todavía no nos vamos de viaje, lo que me lleva, tengo que ir a hacer las valijas cuando termine con esto - así que paro a contarles algo.

La otra mañana estuvimos paseando por el centro de San Martín de los Andes.
Es de lo mas pintoresco, para los que no lo conocen, y por regla general es una linda ciudad para hacer shopping.
Caminando entonces, bajo la llovizna, vi en una vidriera unas zapatillas Topper a muy buen precio, que Ro andaba necesitando, y arrastré a la troupe dentro de la casa deportiva.
Una vez dentro, y habiendo ya encargado las zapatillas - ¿número 29 tendrás? - a la amable señorita, mi niña empezó a decir - exclamar, declamar, gritar - "¡Me hago pis! ¡Tengo que ir al baño! ¡Mamáaaa!" en ese tono desesperado que utilizan una vez que se han aguantado todo lo que han podido porque no querían perderse el paseo pero ya no aguantan mas, lo lamento mucho, mi vejiga llegó hasta aquí, a partir de ahora es terreno de nadie.
"¿Pero no hiciste antes de salir?" tratando de acordarme si había tenido el buen tino de hacerle acordar o no.
"Noooo, me olvidé."
Mierda. A veces como madre soy un queso.
"Bueno, ´perá un minuto y paramos en una casa de té a tomar algo y vamos al baño," traté de distraerla, su discurso cada vez mas alto y perentorio.

Mi marido, hombres, había hecho un mutis por el foro absoluto y estaba en el fondo de la zapatillería mirando otra cosa. Zeke, para no ser menos, viendo que había joda en la comarca, empezó a hacerle el coro, "¡Pipi! ¡Quero pipí!" y haciendo el baile oficial - vamos, vamos, no se haga, que todos lo conocemos al bailecito del mehago.
La amable señorita, trayendo la caja y notando el griterío creciente me preguntó con una sonrisa comprensiva - en serio, tengo que dárselo, era una chica de lo mas amable, yo ,de haber podido también, hubiera estado al fondo mirando otra cosa - si quería que nos prestara el baño del local.
Yo, que le estaba probando las zapatillas a Rorro pese al caos - tener niños te enseña a hacer muchísimas cosas a pesar del caos - acepté agradecida su oferta, dejé la caja a un costado y la seguí, niños en mano, por los recovecos internos de la tienda de zapatos hasta un bañito tipo armario.

El bañito, limpio, había visto mejores días - y mejores condiciones laborales - y una vez que Rorro hizo pis, le tocó el turno a Zeke.
Zeke se instaló en precario equilibrio sobre la tabla y treinta segundos, con voz constreñida, me dijo que iba a hacer caca. El baño era chiquitíiiiito y sin ventanas. No quise ni pensar en el olor que íbamos a dejar.

Y con esa era una.

Pero no había nada que hacer, la naturaleza seguía su curso.
Eventualmente el crío terminó con lo suyo y le limpié la cola, terminándome en el proceso el único rollo de papel higiénico que había en el baño.

Y con esa eran dos.

Terminé de vestir a Zeke y tiré la cadena - que era de las de pared, y no tenía la tapa, por lo que había que meter la mano y tirar del alambre.
El agua giró en la bacha de porcelana. Y giró. Y giró. Y giró. Sin jamás llevarse lo que Zeke había dejado. Yo empecé a pensar en Peter Sellers en La Fiesta Inolvidable.

Y con esa eran tres.

Volví a tirar del alambre, y se ve que zafé algo, porque una lluvia de agua empezó a salpicarme desde el andamiaje interno y continuó salpicando todo pese a mis mejores intentos por ajustarlo.

Y con esa eran cuatro.

Dicen por ahí que la discreción es la mejor parte del valor, así que sí, admito que sí, agarré los críos, apagué la luz, y escapé sin mirar atrás.

- Gracias, - le dije a la chica cuando la encontré. - Llevamos esas, - y tengo que agradecer que estaban en buen precio, porque no sé si me hubiera dado la cara para decirle que no llevaba nada después del desastre del baño.

H me alcanzó cuando estaba pagando,
- ¿Todo bien?
- Sí, sí... - y escapé del lugar confiando en que nadie entrara al baño antes de que lográramos alcanzar la salida.

¿Qué aprendimos con esto, niños y niñas?
Que San Martín es un lugar pintoresco, sí sí, pero si tienen que ir al baño de apuro, no pidan entrar al de la casa de deportes grande de la avenida San Martín. No sé en que estado haya quedado. Ustedes vayan al de la chocolatería Abolengo. Es mucho mas bonito y no se le atora la cadena.

18 comentarios:

Uninvited dijo...

Gracias por la data! ;)

No se si alguna otra vez en esta vida pueda volver a SMAndes, pero lo voy a tener en cuenta.

Mandale saludos a mi ex psico, que vive por allá

Mona Loca dijo...

Jajjaa!!
Cómo la entiendo...ODIABA cuando los chicos querían ir al bañoi en algún lugar público.

Y parecía uqe lo hacían a propòsito.
Encima, con las dos nenas era tarea MATERNA el asuntito, y casi siempre pedían cuando yo iba por la mitad del almuerzo.

Menos mal que ahora se arreglan solos, los 3 monitos y el que se arregla menos, le toca al padre.

besos

El Gaucho Santillán dijo...

La satira del baño eras vos!! jajajajajaja!!

Bueno, zafaste.

Un abrazo.

Yoni Bigud dijo...

Por suerte tengo una niña, y a mí no me tocan esos menesteres. La compadezco.

Un saludo.

Anónimo dijo...

pocas personas conozco de tan lindo corazon como el tuyo y cada vez que pienso en vos se me hincha el alma de alegria y emocion, porque ademas sos mi amiga. te quiero y no te das una idea lo que te extraño. veni aunque sea un ratitoo, dale? millones de besos vickytina

Sir Lothar Mambetta dijo...

Con razón me llegó este email:

BUSCADOS (con o sin pantalones): "Los locos del inodoro", temibles terroristas sanitarios. Actúan como una familia inocente pero es un grupo de asalto especializado en escenarios con azulejos. Se ven fuertemente atraídos por asientos de fría porcelana blanca. No les preste su baño y avise a las autoridades locales.
Con amor.
Interpol.


Muy buena crónica. Me recordó a la escena del nene y la pelela de la gloriosa peli "Amici miei".

GABU dijo...

Ay,que suertonga tengo de no haber pasado por peripecias similares!!!
jajajajajajajaajaj

P.D.:Siempre lo digo y lo repito,los baños y las cocinas ademàs de ser sagrados DEBEN estar impolutos... :)

BESITOS MALABARÌSTICOS

Dosto dijo...

Jajajajaja, siii, es así Guada, siempre pasa!!! A mi me hacen entrar en cada lugar...
La última vez, y eso que era un restaurante (que supuestamente están habilitados para tal fin), tuvimos que sortear un pasillo finiiito, una escalera, las oficinas del local y por último dar con el baño.
Conminar a la enana para que no toque la tabla y al peque para que no mee todo el lugar con su power chorro.
En fin, cosas que pasan.... eso si, siempre llevar carilinas en la cartera!!!

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

jjajaja, Dios, como sufro cuando voy al baño ajeno y rezo para que la cadena tenga la suficiente fuerza hidráulica para que se lleva todo mi ser desecho. PObre Zeke, menos mal que los hombres no hacen tanto problema y menos si son chiquitos

rastelman dijo...

pasa, pasa...
pero cualdo la pishada ataca, no hay embalse que la detenga...

por suerte as topper estaban buenas??!!

pd hermosa SM de ls Andes!!

Marya J. dijo...

¡Buenas!
He estado buscando blogs interesantes y el tuyo me ha llamado la atención.
Soy Marya,
mi blog se centra en las letras.
Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

Guada GN dijo...

Anote, Tío. Estos datos no se los da cualquiera.
Tiene uste´una ex psicópata que vive en San Martín? Porque no me avisa estas cosas ANTES de que me vaya yo para allá?!


Siempre es tarea de la madre, estimada Mona. Y mas aún cuando una está almorzando, vaya Dios a saber por qué. No basta que una los cargó nueve meses, también tiene que llevarlos a mear, me cacho en die´
Besos


Uy, el pez por la boca muere...
Bueno, pero no me ande deschavando de esa manera, don Gaucho, que la gente de la zapatillería todavía me está buscando.
Un abrazo.

Guada GN dijo...

Si fuera un niño tampoco le tocarían en un principio, sr Bigud... aun cuando a la edad que tiene la pequeña Yoni es cierto que tendría que ser uste´el que lo acompañara si fuera del sexo fuerte.
Le agradezco su conmiseración. Siempre es bienvenida.
Saludos.


VICKY!!!! Nos vemos en febrero, reina, que paso por BsAs. :)


En serio, Sir M, la interpol firma sus notas "con amor"?
Nunca lo hubiera adivinado.
Por otra parte, no sé de qué está uste´hablando, nos debe confundir con alguien mas....

Guada GN dijo...

Gabu, ese lugar no estaba impoluto ni absoluto - si, si, versos sin esfuerzo...
Me alegro que nunca tuvieras que pasar por eso. A mi me han obligado a preguntar por los baños en los lugares mas extraños. En blockbuster una vez - y ni siquiera estabamos alquilando nada, fue el primer lugar con baño que vi, entré y pregunté - y el gerente fue tan amable de dejarnos pasar al baño de empleados... Una vergüenza, mirá... :P


Essato, Dosto!! Es turimos aventura llevar a los críos a mear. Uno encuentra fauna y flora de todo tipo... :)


Banfru, Zeke ni mosqueó. Yo rezaba también para que la cadena funcionara, pero no me hizo caso. Se ve que no había ningún santo de guardia... Por suerte el santo de guardia volvió antes de que nadie nos pescara escapando de la escena del crimen...

Guada GN dijo...

LAs topper estaba lindas, don Rastel, y le han resultado muy útiles ahora que empezó la colonia. Y es cierto, hay que ser justos, cuando llega el baile del memeo ya no hay mas que inventar.


Gracias, Marya... este... bueno, no, nada mas.

Arle dijo...

Jeje! Tendrías que haberles dicho : Ehmmm disculpame, tenés el tanque muy cerca del inodoro, no? Porque no tiene NADA pero NADA de presión, el agua, no sé, vos fijate!! jejeje

(Se llama enfoque agresivo)

eMe dijo...

Ese instante previo, ese segundo donde uno no sabe si el agua va a correr o no es MATADOR!!!

Gran relado, Guada, como siempre!

Guada GN dijo...

Es linda esa, Arle. Poner a la gente a la defensiva cuando la de la cagada es una siempre es una buena postura. Pena que no me sale :(


eMe, sí. La gota fría en mitad de la espalda... y cuando hay alguien afuera del baño esperando? Uno no sale mas.
Gracias :)