Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

16 ago. 2011

El Hilito


Yo la peino a la chica todas las mañanas.
Cuesta un pedazo peinar a la chica todas las mañanas.
Las razones son simples:

A) ella detesta que la peine, grita y protesta la mitad del tiempo y la otra mitad trata de correr la cabeza y alejarla del peine, por lo que todo se convierte en un frustrante ejercicio que termina, casi de manera indefectible, en nosotras corriendo para no atrasarnos.

B) tiene el pelo finito finito - como el cordel que sostenía la luna, según Perciavalle - lo que hace que por las mañanas sea un nido de caranchos, lo que nos lleva al punto A de esta breve protesta.

C) tiene dos remolinos en la cabeza, a falta de uno, bien arriba, por lo que cuando finalmente logro desenredarlo todo, y hay que armarle un peinado, hay que laburar para que quede prolijo... Y yo no soy buena en esto. Una colita tiende a llenarse de globitos, dos colitas parece que tuviera un camino de hormigas donde hice la raya para separar el pelo, dos trenzas lo mismo - alguien debe pensar a estas alturas que tengo algún tipo de problema, alguna forma de Parkinson leve, con esas rayas mitad para un lado mitad para el otro que siempre lleva - y una trenza tiene el pelo muy corto, por lo que no duran lo que dura una misa.

D) no importa lo que haga, mi suegra siempre va a protestar que el flequillo se le cae en la cara - cosa que es cierto, pero que ni a Ro ni a mi nos molesta en lo mas mínimo, pero hay que bancarla a mi suegra y su "ay, esta nena, siempre tan despeinada..."

Ahora, si yo la peino a la chica todas las mañanas. Me tomo el trabajo de hacerlo, para que vaya prolija - o lo mas que yo pueda -, para que se sienta querida - pese a los gritos, sé que le importa que yo me preocupe -, para que cubra con los requerimientos del colegio, etc.
¿Por qué hoy, que se fue con dos trenzas, volvió con una sola colita mal armada?

"No sé..." no termina de cubrir la respuesta que una quisiera al
"¿Qué pasó con las demás gomitas?"

A veces...

9 comentarios:

LadyMarian dijo...

jajaja!! La mía tiene un pelo fantástico (realmente envidiable) pero tanta cantidad que cuando parece que ya estoy por hacer finalmente la colita se le escapan por un lado. En el flequillo también tiene un remolino. Hay que mojárselo todas las mañana y acomodárselo. jajaja

Para la suegra hay una solución. Cuando diga eso usted conteste: "Ay, menos mal que la tenemos a usted que sabe. Acá tiene" Y encajale peine, cepillo, gomitas, etc. para que se las arregle para peinarla. Eso sí, dale los peines y hebillas que a Ro no le gustan o que hacen más difícil peinarla. Vas a ver que no habla más! Y si sigue hablando igual por lo menos va a tener que "pagar" tu tolerancia laburando de peluquera.

Besos

Sir Lothar Mambetta dijo...

Que hablen de pelos es como que hablen de ovulos: hace mucho que no estoy al abrigo de ellos. No merezco opinar.

Un beso.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Ahí va el acento (´) de óvulos. Y otro beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Es el famoso "Sàtiro de las colitas"!!

Se ve que està suelto de nuevo.

Un abrazo.

GABU dijo...

Me hiciste acordar del ESPANTO que era tener que soportar a mi madre luchando contra los remolinos de mi pelo y la finitud (??) de mi tedioso lacio al mejor estilo lamida de vaca... :/

P.D.:El tema es,¿vos decís que la amorosa abuela REpeinó a la peque pa' chafarse las gomitas del pelo?? O_O
jajajajajjajajaja

BESOS DESPEINADOS :)

zorgin dijo...

sinead o'connor...
todo un ejemplo de hija que simplifica la vida de su madre.

Yoni Bigud dijo...

La comprendo. De vez en cuando la señora Bigud sale temprano. Muy temprano. Y muy de vez en cuando. Dice que tiene una audiencia, un vencimiento en dos primeras, o cosas así. Y peino yo. Y pequeña Yoni repite hasta el hartazgo que soy malísimo en el arte de peinar. Que le haga una sola colita y ya. Ser hombre tiene sus privilegios.

Un saludo.

Guada GN dijo...

Envidia el pelo de tu hija, LadyM, la Ro tiene lindo pelo... Pero difícil... No puedo hacer eso con mi suegra porque tiene artrosis, así que siempre anda lamentando que no la puede peinar como ella quisiera... lo cual es una bendición disfrazada:P

Al Abrigo de los Óvulos (con acento, notesé) suena a libro sobre la reproducción... Al Abrigo de los Pelos... No suena serio, no.
Gracias por los dos besos, Sir Mambetta, lo mismo para uste'

El Sátiro de las Colitas... Está uste' también apuntando a los títulos poco serios, Gaucho?

Guada GN dijo...

Yo también detestaba que mi mamá me peinara, Gabu! Prefería ser un nido de caranchos, así que la entiendo a la Ro, y los fines de semana la dejo andar con los pelos al viento... Pero en la semana, man, que incordio todo el asunto...
No creo que la abuela repeinara a nadiessss, lo que me temo es que se las haya sacado en el colegio de fastidiada que estaba y las haya perdido...


La tengo amenazada con eso, don Zor. Si no te dejás de jorobar vamos a la peluquería y acá se acabó todo.... El silencio dura tres segundos :/


Ese y hacer pis parado, don Yoni. Siempre con la ventaja, ustedes los hombres, siempre con la ventaja....