Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

20 sept. 2011

La Llave Inquieta


A estas alturas, cualquiera que siga esta blog está mas que familiarizado con las extrañezas que suceden en mi rinconcito del mundo laboral.
Hoy lunes, y porque a quien no le gusta empezar los lunes con historias de fantasmas - o al menos con historias de cosas que seguramente alguien puede explicar de manera lógica, pero esa persona no está en este momento en la habitación por lo que sólo quedo yo para contarles el cuento - voy a ponerlos al día con el último suceso en la ya larga y curiosa lista de sucesos.

En mi biblioteca hay una salida de emergencia que da al jardín de atrás. Pintada del mismo color que la pared, es una linda puerta de seguridad, con un cartelito arriba que avisa que si hay un incendio, ese es el camino a la salvación y un ganchito en la pared a su lado, de donde cuelga la llave que franquea la salvación prometida. La distancia entre mi escritorio y la puerta en cuestión será de nueve metros - a ojo de buen cubero - y yo, por regla general, le doy la espalda.
La semana pasada, María, la chica que limpia, salió por esa puerta a regar.
Al volver, la cerró y me advirtió que iba a volver mas tarde a mover el sapito de lugar, para que no se inundara y nadie nos dijera nada - mi jefa tiene una fea tendencia a decir cosas.

"Dejo la llave en la cerradura para acordarme," me avisó cuando se iba de la biblioteca.

Yo miré ante su aviso - la llave efectivamente en la cerradura - y María se fue.
Continué haciendo lo mío en la computadora, de espaldas a la biblioteca, ya que los jueves a la mañana no hay clases en el instituto, lo que suele significar que no hay nadie para romperme la paz y yo puedo tomarme la vida con mas calma.
Cuarenta minutos mas tarde, María volvió como había prometido. Paré lo que estaba haciendo y la seguí con los ojos hasta la puerta, la miré descolgar la llave del ganchito que hay junto al marco y salir al jardín.
Y ahí fue cuando mi tren de pensamientos descarriló un poco.

¿Por qué la descolgó del ganchito que hay junto al marco si al irse un ratito antes la había dejado en la cerradura?

María volvió a entrar.
"¿No la habías dejado en la cerradura vos a la llave?"
" Sí."
La miré un segundo.
"¿Por qué entonces la descolgaste del ganchito recién cuando llegaste?"
Ella miró la llave, miró el ganchito, me miró a mí y las dos sonreímos nerviosas.

Analizamos el asunto un par de minutos mas, pensamos en si ella había venido antes y la había movido y yo no le había prestado atención, o un elefante rosa pigmeo se había arrastrado por debajo de las mesas y lo había hecho a mis espaldas, pero honestamente, no tenemos ni idea cómo fue que la llave se teletransportó de la cerradura al ganchito.

Sí, yo también estoy esperando a la persona lógica que salió de la habitación para que vuelva y me lo explique, pero se está tomando su tiempo la muy guacha.

20 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Resulta obvio a los ojos de cualquiera que se trata de algún fenómeno paranormal. No hacen falta más pruebas.

Lo bueno es que algunos entes misteriosos (no digo fantasmas porque resulta un poco fuerte) solo hacen esa clase de giladas. Abren puertas, mueven cosas de lugar, zapatean en el altillo, etc. Este parece ser un caso típico, por fortuna para usted.

Un saludo.

Trapitos al Sol. Indiscreciones de una empleada doméstica dijo...

¿que pasó con el sapito? ¿Se acordó María de moverlo para que el jardín no se inundara?

GABU dijo...

Ahhhhhhhhh,bué!!!!!!

En principio parecían una confusión bien confusa los acontecimientos acaecidos pero ahora hay testigos o mejor dicho,hay más víctimas del duende (??) pillo!!!!

P.D.:No sé qué pensar,¿por caUsalidad allá lejos y hace tiempo qué había en ese lugar?? Un cementerio?!

BESOS CON SUSTOMIEDOTERRORYCAGAZO

Sir Lothar Mambetta dijo...

El planeta Tierra y todo lo que contiene, no dejan nunca de girar sobre su eje, a la vez que describen una órbita alrededor del sol.
Teniendo en cuenta que todo lo que hay en nuestro planeta está en constante movimiento a través del espacio, no tendría que sorprendernos que una humilde llave se desplazara unos cuantos decímetros. Al fin y al cabo todo está en movimiento... incluidos los fantasmas, por supuesto.

Un beso.

zorgin dijo...

la única persona que conozco que tiene un fantasma obsesivo compulsivo, que ayuda y ORDENA, y Ud se queja!!!
hay cada una, vea...

Dany dijo...

Ud. está rodeada de fenómenos paranormales. En su casa y su trabajo. Su mente le está pidiendo vacaciones. Un beso!

LadyMarian dijo...

Evidentemente es un fantasma prolijito! No se queje, por lo menos no juega a desordenar!
Mmmm... no se lo podría adiestrar para que ordene allí?

Besos

Luisa dijo...

totalmente de acuerdo con Zorgin (y con Lady Marian, recién leo)...
Dos cosas necesitaría agregar: el elefantito saltarín de la derecha me distrae muchísimo de la lectura, por más que quise ignorarlo me costó, descansé cuando bajé la página y ya no lo pude ver (eso sin pretender un cambio de sitio ni mucho menos, sólo como comentario) ;)

y la segunda es que curiosamente, yo, por regla general cuando estoy sentada (y no se diga por tiempo prolongado) nunca le doy la espalda a la puerta (escritorio, mesa, sofá, etc). No sé, parece ser que en mi otra vida fui ganster o algo así, o sencillamente soy paranóica o no me gustan las sorpresas...necesito ver venir lo que viene.

beso

Agente Smith dijo...

Es fácil,hubo un intervalo en que aterrizaron extraterrestres en el jardincito, llegaron los "Hombres de Negro", casi se produce una catástrofe cuando estuvieron a punto de ser eliminados por los aliens.
Por suerte estabas vos, que lanzaste tu taza de mate cocido "Taragui" contra los marcianos y generaste una reacción en sus organismos que los derritió en un masacote de gelatina que María baldeó y manguereó prontamente.
Los Hombres de Negro te agradecieron en nombre de la Humanidad por haber salvado el planeta, pero según las normas te tuvieron que hacer mirar la lapicera con luces que borró tu memoria hasta el momento en que volvía la chica de la limpieza.
Antes de irse colgaron la llave del clavito.
Fácil de explicar, ¿no?

Agente Smith dijo...

Ah, y una pequeña deformación profesional.
Las puertas de emergencia en una biblioteca no pueden estar cerradas con llave.

LadyMarian dijo...

Lo que dijo Luisa sobre su incomodidad al sentarse dando la espalda a la puerta coincide con los consejos del Feng Shui. Se supone que los escritorios no deben ponerse con la silla dando la espalda a la puerta de entrada al ambiente. Aparentemente produce incomodidad o no favorece la armonía o algo así. No sé mucho del tema. ;)

Besos

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

si pienso con toda mi lógica, fue el elefante rosa pigmeo.

Carugo dijo...

Por supuesto que hay una respuesta más qué lógica:
Fue un fantasma.
Yo sí creo en ellos.
Cierta vez, me quedé solo en casa porque mi mujer tenía que llevar a sus hijos no sé a donde.
Estaba lloviendo.
Siendo el único en la casa, me dispuse a disfrutar de mi soledad y prendí el equipo de música para escuchar un disco.
Estaba en el sillón plácidamente escuchando la intruducción de un tema (ufff, lo escribo y me da escalofríos) que comenzaba con unos teclados a modo de cuerdas y más o menos en el décimo compás entraba la batería.
Fue en ese preciso momento que en la habitación de arriba en donde tengo el instrumento, sonó exactamente en sincronía el redoblante de mi batería con el del disco.
Se imagina el cagaso?
No, no se lo puede imaginar.
Salí de mi casa a pesar de que estaba lloviendo y me quedé en el saguán hasta que llego mi mujer y me vio con cara de pánico.
Obviamente, subimos y no había nada allí....

Luisa dijo...

¿ah si. Lady?, no sabía lo del Feng shui...es más bien costumbre y comodidad (la mía) como también siempre que entro a un sitio desconocido, busco instintivamente por dónde se sale o una vía de escape.

saludos!

Guada GN dijo...

Es bueno saber que son de los buenos.
Si empieza a llover sangre del techo me voy a preocupar.
Por el momento - mas tarde le cuento, sr Bigud - vamos bien.
BEsos


María movió el sapito.
De hecho, María cerró el sapito.
Y aún así, la vi a mi jefa salir al jardín con cara de traste para moverlo.
No se puede ganar con esa mujer :/
El fantasma es mas razonable.
Besos, Trapitos.


Te diré, Gabu, el problema que tiene esto, es que uno se lo toma a la chachota - yo por lo menos - pero somos varios los que hemos visto/escuchado/sentido cosas raras en ese bendito lugar...
Mi hermana está convencida que había un cementerio ahí, sí sí.
Besos igual de asustados

Guada GN dijo...

Eso es, Mambetta!! Inercia!! La llave se movió de un lugar al otro por una cuestión de física cuántica...
QUe para el caso es lo mismo que decir que son fantasmas :)
Besos


Si no me quejo, hombre!
Don Zor, como le dije a Yoni, yo me voy a quejar si empieza a llover sangre... En el interín, comento lo curioso que es todo el asunto, na´mas... :)


Le admito, Dany, que los fenómenos paranormales de mi casa - bah, los ruiditos - son parte de mi mentada imaginación y mi cansancio.
Los fenómenos algo que suceden en mi laburo, deben ser parte de algun tipo de alucinación colectiva, porque somos varios... :S
Besos

Guada GN dijo...

Yo me voy por las noches de la biblioteca, Lady M, y le aviso que si tiene ganas de mover cosas que me ordene las sillas... Pero todavía no lo logré...
Por otro lado, si llega a hacerlo no sé cómo voy a reaccionar... Probablemente no vuelva nunca. :)
Besos


Tanto te distrae, Lu? A mi me encanta...
Aunque admito que a veces es como un agujero negro, me cuelgo mirándolo saltar y se me van como treinta segundos... :P
Yo por regla general odio estar de espaldas a las puertas también, pero esta no se puede abrir de afuera, por lo que si no la abro yo, no hay chorro que pueda asustarme. Y al estar de espaldas a esa estoy de frente a la de entrada, so...
Besos


Agente Smith, nooooo, como se le ocurre... Era una taza de té Taragüí, no mate...
Yo pensé que a los HdN no se les escapaba una.
Ya que sabe tanto, no sabe donde dejé el autógrafo que seguro le pedí a Will Smith antes de que me borrara la memoria? O también se lo llevó?
Ufa ¬¬

Agente 2, abro la puerta cuando llego, María la dejó en la cerradura sólo para acordarse, y cuando salió se la llevó porque no se puede abrir de afuera, así que por las dudas siempre sale con la llave en la mano :)
No worries, no estamos encerrados. En caso de incendio - o ataques marcianos en los que no haya te Taragüï - podemos salir :)

Guada GN dijo...

Yo de Feng Shui me acuerdo que uno no puede poner la cama en el cuarto con los pies mirando a la puerta porque semeja un velorio y le hace mal a la armonía del cuerpo - o algo así :P - y admito que ese pedazo de información me traumó... Cada vez que H me dice de poner las camas de los críos de otra manera - que apunte a la puerta - me niego terminantemente.
Malditos chinos ¬¬


Banfru!!!! Sabía que la persona lógica que estaba fuera del cuarto iba a estar de acuerdo conmigo.
Es bueno saber que uno no está solo :)


Vio, Carugo? La gente es escéptica hasta que redoblan los tambores en su propio hogar - ja, que frase.
Leyó la entrada que puse sobre unos amigos a los que le sonó el pianito a pilas del hijo en mitad de la noche - y no tenía pilas?
Esas cosas pasan... Y asustan :S

Guada GN dijo...

Lu... que seas paranóica no significa que no te estén persiguiendo... :)

Luisa dijo...

No qué va! (¿o se me nota mucho?)
:oP

Y como Carugo (su comentario me encantó y me empanicó, dicho sea de paso), yo también creo en los fantasmas...la última de Pepito fue, qe estando ya acostados y todos en sus respectivas camas, empezamos nosotros con los prolegómenos particulares y sin venir a cuento, la televisión del salón se encendió solita... mi marido que es más caguetas que nada -y comodino, porque dió por sentado que era alguno de los niños- me dejó ir sola y mi alma a ver qué pasaba, y yo bajé a ver quien osaba a encender la televisión sin permiso y a altas horas de la noche (porque el volúmen estaba a tope y se escuchaba a una mujer hablar) y claro, eso me hizo bajar más resuelta los escalones y con ganas de reñirles, y me encontré con el salón vacío y con la imagen de la mujer hablando a la cámara (a mí) en primer plano...No le di tiempo a decir más y la apagué de golpe sin darle tiempo a nada. ?te imaginas mi cara?... volví a subir, pero ya nada pudo ser igual...
Del deseo, al enfado y del enfado al miedo...
¿Cómo se hace el camino de vuelta?,con un: Buenas noches, mi amor...si... hasta mañana. Acabamos el día.

pinchefantasmademierdaaaa!!