Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

23 nov. 2011

Etiqueta de Supermercado


Ayer estaba en la cola del super y vi a una persona conocida dos colas más allá.

Uy, como odio cuando esto pasa.

Lo de encontrarme con gente conocida en las colas del supermercado, no lo de estar en la cola del supermercado... Bueno, esto último también, algunas colas duran la vida, parecen el embotellamiento de Cortazar, pero es un mal necesario, por ende hay que hacerlo.
Mi odio principal en este caso son los conocidos en el supermercado. Los conocidos que no son amigos, vamos. Un amigo no me hace problema, venime a hacer compañía que esto es un embole, pero ¿un conocido?
Puff.
Detesto saludar conocidos.
¿A ver si uno los saluda, de cola a cola, y lo toman como algún tipo de señal y traen su changuito y sus cosas y se ponen en la cola con uno y, horror, quieren conversar?
Y no es porque me caigan mal, no. Son conocidos, por regla general no me caen nada. Es porque no tenemos temas de conversación. Somos, como dije antes, esencialmente conocidos, no amigos. Así es como viene a pasar que, si uno no tiene cuidado, una vez agotado el tema de los parientes, amigos, compañeros de trabajo en común, el clima y las fiestas, uno se encuentra en mitad de la cola del super, detrás de tres changuitos cargados hasta las manijas, parado junto a una persona a la que ya no tenés nada más que decirle.

Así que decido no saludarla nada.

Bajo la cabeza abrúptamente, pero que no se note que fue abrúpto, no sea cosa que me vea haciéndole un desaire, y me pongo a leer con suma atención los componentes químicos del envase de caldo de pollo Knorr. Las cosas de las que uno se entera cuando está esquivando gente en el super...
Pero los caldos Knorr no resisten mucho escrutinio tampoco, y a riesgo de parecer un tanto oligofrénico, llega un momento en que uno tiene que soltar la cajita y arriesgar una mirada en dirección opuesta, a ver si con suerte la cola de la persona conocida ya avanzó lo suficiente como para esconderla...
Pero no.
Paso entonces a las sopas, que no tienen mucha carga literaria tampoco, y mi mejor cara de mirá vos, que de cosas se pueden inventar con una sopa crema de choclo, sólo puede llevarme hasta ahí...
Pongo entonces cara de circunstancias, cara de aburrimiento, giro despacio en dirección opuesta a mi conocida, y me pongo a estudiar la fauna humana que me rodea en la parte inofensiva del supermercado. Nada que comentar en este frente, cualquiera que va al supermercado sabe que la gente en el super es la misma gente que hay en todos lados - excepto por la gente que va a Walmart en la madrugada... pero esa es otra especie de la que hablaremos en otro momento.

El carrito de adelante mío se mueve y todos avanzamos. Un carrito mas y voy a poder esconderme entre las mini góndolas de golosinas que franquean la caja. El refugio está cerca, después ya es sólo cuestión de ver para que lado sale y salir para el otro, ninguna ciencia se va en eso.
Miro a mi alrededor con cuidado, con un interés distraído, como quién quiere ver para la parte de los vinos, a ver si con mi vista de águila decido qué voy a llevar, ya confiada en que este mal momento va a pasar pronto... Y ´ta que lo parió, nuestras miradas se cruzan a través de las filas.

Nos miramos un segundo, dos, admitiendo la conexión que nos une... Yo hago un gesto mínimo con la cabeza, un gesto que no compromete a nada... Ella imita mi gesto, un esbozo de sonrisa educada, y sin prisa, gira la cabeza y mira para otro lado...

Bueh, que mina grosera, mirá que ignorarme de esa manera...

10 comentarios:

GABU dijo...

Jajajajajjjajajaa

Me parece a mí o ambas dos estaban mascullando la misma exacta jugada... ¬¬?

P.D.:Mira que hay cantidat de lugares para cruzarse con gente,eh?!
Pero los supermercados tienen esa horrenda costumbre de amontonar a aquellas gentes que precisamente nos gustaría perder de vista!!!

BESOS EN FILA ;)

El Gaucho Santillán dijo...

jajajajajaja!!! La otra pensaba lo mismo!!!

Y bueno, suele pasar.

Che, vos sos "damaduende"?

LadyMarian dijo...

Me hace acordar a cuando recibo un típico sobre de casamiento. Lo abro sufriendo porque ya sé quiénes se casan y no tengo ganas de ir a esa fiesta. Y... puff! Sólo me participan, no me invitan a la fiesta, ni siquiera para después de comer. Qué bueno! Zaféee!! Pero.... qué hdp, debería haberme invitado! Qué maleducada!

Igualmente en esos casos la alegría siempre es mayor porque me aburren los casamientos... ;)

Besos

zorgin dijo...

pero qué guaranga!!!!
y después de todo lo que ha hecho Ud por ella...
no si la buena educación se ha ido por el retrete vea...
no el suyo, claro...ah! se lo arreglaron?, bien pues eso!
una maleducada, brasevisto!

Yoni Bigud dijo...

Yo creo que incluso ameritaba un 'cuchame vo, tené algún problema conmigo?'

Cuando uno no tuvo éxito en esconderse queda habilitado para hacer escándalo.

Un saludo.

Dany dijo...

Una descripción fantástica!!! Por eso hace un año hago la compra del super por internet. Dejo las carnes, frutas y verduras para los negocios del barrio. Como a Lady Marian tampoco me gustan los casamientos. Pero ahora uniendo estas cosas estoy por concluir que me estoy convirtiendo en un monstruo jajaj
Un beso!

LadyMarian dijo...

Dany: Los casamientos para los hombres son más tolerables porque por lo menos zafan del tema ropa. Se ponen "el uniforme" y listo. Una tiene que fijarse si estamos en época de frío o calor, qué nos vamos a poner, con qué zapatos, cartera, etc. Y si tenemos que comprarnos a veces no nos dan ganas de gastar en un vestido para un casamiento sino en algo que vamos a usar más. Un embooole! Bueno, peor es casarse, eso sí!

Zeithgeist dijo...

que terrible cuando pasan estas cosas y queda en evidencia la histeria generalizada de la que formamos parte! ME INDIGNA!

Damaduende dijo...

Viste, Gabu? Es horrible. Ahí estás, imposibilitado de poder escapar, acorralado entre la gente. Y zaz, los impresentables aparecen... ¬¬
Besos atrás de los caramelos :)


Sip, soy yo, Gaucho. Decidí entrar al anonimato... Porque yo hago las cosas al revés, ahora que todos saben quién soy, decido esconderme o.0
Pero bueno, mejor así.
Besoabrazo :)


Siii, LadyM!! Es así!! Esperoquenomeinvite, esperoquenomeinvite, esperoquenomeinvite... Uf, no me invitó... Oiga, que caradura, no venirme a invitar a mí ¬¬
A mi me gustan mucho los casamientos... CUando conozco a un montón de gente, obviamente. CUando no conozco a nadie, prefiero mandar un RSVP con un No, Voy a Estar de Viaje y lissto.
:) Besos


Vio, don Zor? Terrible. No sé quién educa a esta gente, ya. Ya no queda gente con clase.
Siiiii!!! Aun cuando le queda olor a cloaca, se ve que se destapó pero el daño esta hecho... VOy a tener que echarle destapacañerías igual.

Damaduende dijo...

Uste´dice caminar entre las filas y caerle encima, sr Bigud?... Podría ser... Al cabo que ya todo está perdido, que cuesta perderlo un poco mas, no?
Y sí, una vez que uno ya está en la mira...
Saludos :)


Un monstruo no, Dany, un monstruo no... Un ermitaño... Si uste´quiere dejarse el pelo largo y sucio y gruñirle a la gente que pasa ya es su problema...
Yo estoy pensando seriamente en hacer las compras grandes por internet. Mas por una falta de tiempo que por una cuestión social, pero cualquier ventaja es buena...
Besos


Uy, LadyM, no me haga acordar. El último casamiento - ajeno - me costó carísimo... DIga que lo pasé bomba :) pero porque, como dije antes, conocía a todo el mundo.
:)


Es muy molesto, Z, cuando uno se da cuenta de que forma parte del montón que piensa que no es parte del montón :/ ´sunalucha, ´sunalucha...