Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

21 mar. 2012

Cualquier Semejanza con la Realidad...


Hará cosa de un año - día mas, día menos - entró una señora a una escribanía cualquiera y encargó un trámite. Dejó plata para los gastos administrativos, se fue a su casa y se acomodó en su palmera a esperar a que el trámite saliera... o no, según fuera el caso, todos saben como funciona la burocracia en el mundo en general.
El Escribano de la escribanía cualquiera donde dejaron estos papeles se ocupó del trámite, como cualquier hijo de vecino al que le encargan un trabajo. Averiguó lo que tenía que averiguar, llenó los papeles que tenía que llenar, habló con quien tenía que hablar, balanceó lo que tenía que balancear y eventualmente tuvo que aceptar que el trámite no se podía hacer por un error administrativo que traía desde sus inicios, allá por el año del ñaupa.

Hará cosa de dos meses, el legajo quedó archivado en la oficina gubernamental de turno, juntando polvo por los siglos de los siglos y la señora que esperaba en su palmera fue informada de los hechos acontecidos.

Hara dos semanas la señora en cuestión se bajó de la palmera y se apersonó en esta escribanía cualquiera de la que estábamos hablando, donde reclamó que le devolvieran la plata que había entregado, alegando que como el trámite no se había hecho, ella no tenía por qué pagar nada.
El Escribano le explicó educadamente que la plata había sido a cuenta de los gastos administrativos, gastos que el trámite había generado en los mas de diez meses en los que el legajo había paseado de acá para allá, bailando muerto de risa, hasta que alguien finalmente había decidido que no podía hacerse y le había puesto fin al baile.
La señora se puso de mala leche y empezó a gritar, insultando al Escribano, amenazando con levantar una denuncia. El Escribano invitó a la señora a retirarse y le dio la espalda para mostrarle la salida. La señora lo agarró del cuello de la camisa y trató de tirarlo al suelo. El Escribano se soltó y la señora - porque yo soy una chica educada y mi mamá me enseñó que no hay que decirle vieja loca a la gente - empezó a chillar que la había querido golpear y que iba a llamar a la policía.
Para fortuna de la viej- digo, de la señora, y del Escribano, el Otro Escribano, que estaba en su oficina y había escuchado todo el altercado, salió al rescate y entre los dos finalmente lograron que la señora se retirara del establecimiento.

El viernes pasado, el Escribano - no el Otro Escribano, traten de no perderse - recibió una carta del Colegio de Escribanos en la cual le informaban que la viej- digo, la señora, había levantado una denuncia contra él, diciendo que la había tratado de golpear, que la había insultado a ella y a todos sus parientes, que le había pedido una cantidad de dinero ridículamente alta para terminar el trámite y que finalmente no había querido hacer el trámite simplemente para retenerlo y sacarle mas plata.

Ajá.

Todo es refutable, ya que el Escribano tiene papeles y fotocopias que prueban que las cosas fueron averiguadas, los papeles fueron llenados, las personas habladas, los balanceos balanceados, y tiene testigos que prueban que a la viej- a la señora, nadie le gritó ni le levantó una mano.

La vida va a continuar y nadie va a salir muy mal parado de esto....
Pero, eso no quita, que vieja de mierda y que hija de puta que puede resultar la gente a veces.

9 comentarios:

Dany dijo...

Uff ni que lo diga. En cualquier momento se tira encima del coche del Escribano y lo denuncia por atropellarla. Yo no tengo bien claro si hay que dejarlos pasar sin hervir o duplicarles la apuesta.......
Un beso!

Yoni Bigud dijo...

La gente es jodida, y aun el más inútil tiene inventiva si se trata de perjudicar a los demás. Hay que tener cuidado con esas cosas porque la realidad puede torcerse para eludir las pruebas que la definen.

Un saludo.

El Gaucho Santillán dijo...

Viste?

Por eso yo siempre tengo la escopeta a mano.


Un abrazo.

Crai dijo...

Yo tuve una época de hacer muchos trámites. Y es cierto, hay gente extremadamente hija de puta. Sobre todo, la que abusa de que vos sos empleado, y haciendo una cosa como mandar una carta te puede rajar.

GABU dijo...

¡¡¡TALCUALMENTEEEEEEEE!!!!!!

De un tiempo a esta parte no me canso de repetir que LA GENTE ES HIJA DE PUTA,hasta me estampé dicha frase en una remera y he salido por la vida tranquilamente... :)

P.D.:Ahora,el mal trago que esa vieja de mierda con su locura y sus injurias ha hecho,quién se lo quita de las espaldas al pobre tipo,eh!??
Porque más allá del título que tenga y/o ejerza,la pasó mal...

No sé,a veces siento que uno debería armarse y no precisamente de paciencia,ante la demancia que hay desparramada... ¬¬

BESOS IRASCIBLES

Damaduende dijo...

Perdón a todos por lo que tarde en contestar.
Mal, muy muy mal.
VOy a tratar de ponerme al día mas rápido, porque yo odio cuando no me contestan, so...

Es difícilisimo saber qué hacer, Dany.
Porque si uno lo deja pasar, la próxima vez te joden el doble. Pero si no, te comes una calesita de abogados y demás que tampoco da ganas... :S
En fin.
Por suerte no se le tiró arriba del auto o.0
Se imagina?!
Besos


Me preocupa exactamente eso, Don Yoni.
Si no tienen problemas de la boca para afuera, no creo que tengan problemas de la tinta en la hoja tampoco. Y quién te puede decir que eso no está falsificado?
En fin.
Besos


Gaucho, el suyo es el consejo mas directo que he recibido.
Lo tendré en cuenta.
Por lo menos, así, no se va a poder quejar de que la quisieron golpear.
Vieja chota.
Besos

Damaduende dijo...

Son terribles, Crai!
Hacen lo que quieren.
Por suerte, en el Colgeio de Escribanos nadie la tomó en serio... Pero aún así, podría haber hecho un flor de quilombo, con que uno solo le diera pelota :S
Besos


Quiero una remera como esa, Gabu!
A ver si así nos damos cuenta todos y nos dejamos de joder. Vivir y dejar vivir, viejo. Por qué es tán difícil?
Y sí, el mal trago es el problema, porque las cosas se solucionan, pero uno se queda con la sangre en el ojo igual.
Vos decís usar la escopeta del Gaucho?
Bueno, que los hijos de puta van a hacer silencio, van a hacer silencio... Pero después terminás en cana y así ganan ellos... ¬¬
Besos

Martín dijo...

la señ... vieja de mierda debería recibir una denuncia por difamación. Bien por H que tenía a alguien a mano que vio lo que realmente pasó. No todos hemos tenido tanta suerte, y algunos hemos visto sido obligados a pensar en Ana Frank y Bergen Belsen más de lo que un alma necesita.

Damaduende dijo...

H prefirió dejarlo pasar.
Hizo una carta documento contestando punto por punto las acusaciones de la vieja de merda y la cosa no pasó a mayores - de hecho, en el Colegio lo tranquilizaron y le dijeron de entrada que nadie se lo creyó ni por un minuto... Pero igual, mi vida, andaba con unos morros... :/
Vieja chota.
Lamento tu mal trago. :(
Besos