Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

23 sept. 2009

El compás moral de los demás


Como me molestan las discusiones en las que realmente fallo en ver el punto que trata de hacer la otra persona. Seriously. Las discusiones en las que yo creo tener la razón y que el otro está equivocado las entiendo - "obviamente nos llevamos mal, yo soy sagitario y vos sos imbécil" - pero las discusiones en las cuales la otra persona está tratando de explicar algo y yo realmente no lo sigo, me superan.
Me precio de ser una persona objetiva. Lo soy - a ver, la gente del fondo, si se deja de reir, por favor... No, de verdad. Soy el tipo de persona que trata sinceramente de hacer un esfuerzo y entender el punto de vista de los demás para ver si quizás soy yo la que está en falta. A veces lo soy, no tiene nada de malo, nunca me ha costado pedir perdón.
Pero me enferma cuando entre nosotros que discutimos se alza literalmente una barrera de total incompresión. Cuando por mas que trato sinceramente no entiendo a qué se aferran con tanta saña. Ni siquiera puedo decir que realmente me enoje, lo que me hace es sentir otra vez en esa farmacia de París, tratando de comprar un Siempre Libre, sin saber siquiera por donde empezar mi juego de digalo con mímica. Con un hueco en el estómago, una confusión creciente, completamente perdida y sin referencias.
Es curioso darse cuenta de que si bien las nociones básicas del bien y el mal las tenemos todos - no matarás y toda la banda - las sombras del gris son mas grises para unos que para otros.
Y es ahí cuando uno descubre realmente que pese a lo que digan por ahí, no a todos nos crió la misma televisión.

2 comentarios:

zorgin dijo...

asumir que nos educó solo la televisión es muy ofencivo, Ud se olvida la mucama, el portero, el chofer del bus y seguramente me olvido de algunos hitos del camino...
ah!, el diarero por ejemplo.
todo esto fue para decir que estuvo en paris, en uno de esos dias?, es digno de tratar con el analista, vea.
pero bueno, lo importante, finalmente, es que ha quedado en claro, que si quiero explicarle por qué no estoy de acuerdo se lo tengo que decir en francés..., o todo lo contrario

Guada G Narbaitz dijo...

Por supuesto que todo fue para poder decir que estuve en París - lo de qué día es anecdótico. Al cabo que no es por eso por lo que uno viaja, para poder decir "cuando yo estuve en París..." y que sea cierto?
Y mis mas sinceras disculpas a toda esa gente que ayudó a la televisión en esta dificil tarea de criarnos :)