Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

15 mar. 2010

Lunes Por Fin...


El viernes a la nuit salí a comer con las chicas. Típica reunión de amigas sin hijos ni hombres en las que nos la pasamos hablando de hijos y hombres, pero botella de por medio, lo cual lo hace mucho mas llevadero.
Comí bien, me divertí mucho y volvía a casa con ese agradable buzzz que da el haber tomado un poco en buena compañía, cuando me sonó la campana de SMS del cell en el auto y lo abrí para encontrarme la fantástica noticia de que mientras yo andaba de joda mi niña se había vomitado encima y el padre había tenido que limpiar todo y que donde miércoles andaba yo.

Mas molesta que preocupada... no, bueno, a partes iguales... no, bueno, preocupada pero aún así molesta, me bajé del auto, saludé a mi amiga/chofer y entré a la casa con las armas en la mano, a ver con qué me encontraba.
La Ro estaba acurrucada en mi cama como un pichoncito mojado y marido, que se vé que había comido lo mismo que había afectado a niña, no andaba en mejor estado. Zeke, muchachito robusto si los hay, dormía como un bendito. Dejé a padre e hija en su letargo y fui a hacerme cargo del desastre del cuarto principesco.

H había sacado las sábanas, la colcha y el protector del colchón y los había puesto en el baño de los chicos, en distintos estados de remojo, lo cual, tengo que admitir, fue algo muy curioso de ver. Una parte de una sábana estaba adentro del lavatorio, mientras que el resto colgaba en suaves pliegues rosas hasta el suelo, la colcha estaba medio metida a presión dentro del bidet - escondido dentro encontré el camisón - los bordes tapando el piso de baldosa que no cubría la sábana y el colchonero trataba patético de arrastrarse fuera de un balde, colocado dentro de la ducha, pero no terminaba de lograrlo.
Hay que apreciar el esfuerzo, vamos...

Ordené todo, puse sábanas limpias, llevé niña a su cama, entre "te extrañe, mamá, quedate conmigo" y demases, destinados a impedir que vuelva yo a salir nunca mas con mis amigos y sin ella hasta que cumpla los 21, puse olla al lado de la cama para cualquier transacción noctura que llegara a surgir y cuando se quedó dormida, escapé a mi cuarto, donde mi legítimo dormía el sueño inquieto de los indigestos.

Para el sábado ya andaban mejor, pero por si las moscas, hubo sopas y arroces para toda la compañía. Y aún si hubiéramos estado en condición de salir, el sábado por la mañana se levantó una tormenta de viento - que duró hasta el domingo - que impidió siquiera pudiéramos ir a sentarnos al patio. Se pueden hacer larguísimos dos días encerrados con el rugir del viento afuera y gente que no se siente del todo bien adentro.
Y, para rematar, porque vamos, eso no era suficiente, le rompí una ventana de lo de mis suegros - sentada en un sillón, quise golpear con los nudillos la parte de madera, para llamarle la atención a Zeke, que estaba prendido del timbre, y le pegué de lleno al panel de vidrio a través de la cortina. Susan estaba paradita justo ahí, al lado mío. Cuando lo sentí crujir, mi mente se fugó, que-no-esté-roto-que-no-este-roto-que-no-esté-roto, pero saqué la mano y vieran ustedes que musical que pueden sonar un montón de vidriecitos cuando caen al suelo...

Esa pobre mujer debe pensar que tengo algo contra ella.
Tengo que decir, sinceramente, que he tenido mejores fines de semana.
Varios.
Muchísimos.
Pocas veces en mi vida he estado tan aliviada de que llegara el lunes.

8 comentarios:

zorgin dijo...

Ud es de esa gente que con el tiempo se va quedando fuera del hogar... aunque más no sea por temor a lo que pueda pasar...
lunes otra veeeeez, sobre la ciudaaaddd...

Lala dijo...

Cómo se agobian los señores ante los imprevistos, jajaja!
Y qué desenvoltura natural tenemos nosotras ante lo mismo!
:P

Los días de viento son horrorosos! A mi me afectan aunque no salga de casa...ainnss...analgésicos!

Y bueno...esa rotura de cristal...ainsss...le gustan a ella las flores? Qué tal un ramito de vez en cuando? Ô_Ô

:D

Un beso


Lala

Flavio Martin Morante (Tincho) dijo...

Ouch!!!

eso es lo que llamo un "fin de semana".

Pero bien como has dicho, es lunes otra vez.

Ouchurus dijo...

Che! Pero con su suegra viene pa' atrás!que no se diga...

Y coincido con eso de que ellos se agobian ante situaciones que nosotras manejamos de manera estupenda y sin acalambrarnos.
En mi caso, cuando salgo si digo que llego "tipo 12"...a las 12:06 me suena el celular "Che, te falta mucho?Perdón, es que ni tiempo tuve de comer!"
qué barbaridad!

un saludo

Alejandra dijo...

decime que no es un deja vu y que lo leí en el feisbuk y ahí te dejé comentario o marqué "me gusta", por favorporfavorporfavor

Todavía no te pregunta si te puede acompañar? si todavía no es lo que sigue y frente al no, cara que mezcla fastidio y te vas a arrepentir. un encanto.

(otra vez yo que me salí de una cuenta y estoy en esta y en fin, alex)

Guada GN dijo...

Don Zor, si esto sigue así voy a tener que irme los fines de semana afuera... La casa de mi suegra no va a resistir mucho si esto se vuelve una costumbre...

Lala, es terrible. Si él hubiera salido yo ni me hubiera preocupado por avisarle que la Ro se enfermó y para cuando él llegara todo hubiera estado limpio y tranquilo. Pero si la cosa es al revés... Agarrate, Catalina, porque la casa se cae :)
Esta ciudad es ventosa mal, así que cuando empieza a soplar se puede hacer muy muy molesto y los dolores de cabeza y las narices tapadas abundan.
Si le llevo flores va a pensar que hubo una cierta intención... Si se lo dejo pasar, pago el vidriero y ya, quizás no piense que lo hago a propósito. A estas alturas ya no sé que piensa de mí :)

Pablo dijo...

Mire, lo mío es un regalo para mi mujer: el don de la imprescindibilidad. No me diga que no le levanta el ánimo saber que es insuplible.

¡Ah!¿no?

Guada GN dijo...

Tincho, no te das una idea, después de los estómagos, los vidrios y el viento, lo feliz que estoy de estar de vuelta en mi biblioteca :)

Ouchis - puedo decirte Ouchis... Ouchurus me remite automáticamente a la Casa de Mickey Mouse... de ahí viene? Lo de mi suegra pareciera a propósito, y no es como que le tengo algún tipo de nada, sin ella mi vida sería muchísimo mas díficil... y muchísimo mas cara.
Y sip, sorprende la cantidad de malabarismos que tienen que hacer para cosas que una hace con una sola mano y mientras revuelve la sopa. Por cierto, nn el Sms que recibí cuando llegaba, además de aclararme que la Ro estaba con vómitos también iba adherido un "y no comí nada"... Joder, es que acaso hay que hacer un curso para abrir la heladera y ponerle fiambre a un pan?
Saludos :)

No sufras, Alex, lo le del vidrio lo leiste en el feisbuk. Y la conversación fue: "A donde vas?" "Salgo con las chicas" "Puedo ir?" "No" "Pero a DONDE vas?" "A un restaurante" "Me hubieras dicho, yo me siento calladita en un costado" y así, hasta que tuve que prometerle que cuando fuera mas grande la dejaba venir.

Pablo, a mi lo que me vendría bien que me regalaran es el don de poder dormir un par de horas mas los sábados a la mañana, o el don de poder ver una película sin interrupciones... El don de la imprescindibilidad me parece que es un de esos que vienen con un downside: "serás imprescindible, tus hijos te amarán por sobre todas las cosas, a cambio de esto, nunca mas podrás ir al baño sola, nunca podrás ver una película entera, nunca podrás seguir una telenovela/serie o cualquier cosa que implique ser el dueño del control remoto, y todo esto durará hasta que cumplan 13 años, momento en el cual, esos hijos seguirán considerándote imprescindible, pero a la misma vez, impresentable."