Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

24 jul. 2010

La Guía en el Asiento


Cuando yo era chica, mi abuela, la mamá de mi papá, tenía una camioneta. Una F100 verde enorme, que con los años ha tomado en mi memoria proporciones épicas y que probablemente si la viera ahora me resultaría pequeña.
Mi abuelo había muerto tiempo atrás, cuando mi viejo era chico y mi abuela Sucy se pasaba la mayor parte del año en el campo que tenía en la provincia de Buenos Aires, para el lado de Coronel Suarez, supervisando, administrando, etc... todas esas cosas que hace una persona dueña de una campo, cosa que no es mi caso que apenas si soy dueña del pedazo de tierra sobre el que vivo. Cualquier día se la podía ver andar de acá para allá por los caminos de tierra o por las rutas, encaramada a la F-100 verde, manejándose por la vida sin mayores problemas.

Cabe aclarar, para beneficio del relato y para cualquiera que se esté imaginando una mujer alta e imponente, que mi abuela era una mujer mas bien bajita - imponente seguro, caracter jodido tenía, pero bajita al fin -, y que todos estos viajes y manejos e idas y venidas los hacía mirando el camino desde debajo de la curva del volante, porque no alcanzaba a ver por encima.
Desde afuera todo el asunto casi que parecía un truco de magia, había que encontrar el ángulo correcto para poder verla, si no casi casi que la camioneta parecía manejarse sola.
Un peligro, decía mi viejo, que hoy se ríe divertido ante el recuerdo, y yo, recordándola mas vagamente, pero con el mismo espíritu, me río con él...

Desde que empezaron las vacaciones que no puedo parar de pensar que ya es hora de que yo aprenda a manejar. Bueno, a manejar/mover el auto no, mas bien a manejar/interactuar con el resto del mundo, porque yo sé qué apretar y como hacer que se mueva la máquina, lo que no sé es cómo moverla entre los demás conductores... Y la verdad que me da mucha impresión la idea siquiera de tener que cruzar una esquina. Voy a convertirme en la mujer que todos putean, esa que espera a que no venga ABSOLUTAMENTE nadie antes de decidirse a cruzar la bendita intersección...

Considerando que yo soy mucho mas alta de lo que era mi abuela Sucy y por ende puedo ver el mundo desde arriba del volante, debería pensar que esto del manejo es pan comido... Pero no, la verdad que no.

19 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Cuánto te entiendo, Guada...

Yo hice el curso completo y no sé manejar!

Flor dijo...

Ayyy, dale, tenés que aprender!!! Es muy fácil, sólo es cuestión de práctica.

A Ali ya le ofrecí que se venga a Menorca a hacer el curso intensivo. Pero se hizo la que no me escuchó :)

El alter ego de Mabel dijo...

es un tema. en especial para los pensamos que somos casi pelotudos pero no tanto, y vemos a los realmente pelotudos manejando como si fuera, bueno, una pelotudez. no hay amor propio que aguante.

zorgin dijo...

problemas de autoestima?
inseguridad?
audacia?
talleres meka guenelrest, tenemos sesiones en autitos chocadores con a)los ojos vendados, b)alcoholizados,
c) empastillados,
d)mientras cambia las estación de radio con una mano y habla por el celular con la otra,
y finalmente, pero no por ellio menos importante,
e)en un sencillo sedan cuatro puertas hacer el pool con 16 criaturas de variadas edades

Flavio Martin Morante (Tincho) dijo...

Decir que a golpes se aprende no vendría bien al caso esta vez.

Sin embargo lo de los autitos chocadores no sería mal comienzo.

:)

rastelman dijo...

Es cierto guada NO ES PAN COMIDO pero se hace, se logra y se aprende haciéndolo, es así...
no hay academia que te haga perder temores ni animarte, claro, sin ser un lanzado ni un intrépido, porque en la calle no sirve.
Animate, soltate, sabe que tu lugar en la calle es tuyo, sabe que al principio te costará no solo la técnica y la destreza para hacer varias cosas a la vez sino también para aprender los códigos y bancarte la intolerancia, porque la hay y en dosis exageradas.
En líneas generales no somos respetuosos ni cautelosos ni considerados como sociedad ni como conductore ni como peatones.
Entonces vos te sumás al caos y tratas de entenderlo y seguirlo y si podés agregar tu cuota de coherencia, respetando señales, haciendo y avisando con antelación y ganándote tu lugar que te está esperando...
Vamos mujer! a por ellos!!

rastelman dijo...

mucha suerte!!

zorgin dijo...

el comentario de Rastelman me recordó a un matrimonio amigo, en que él condujo hasta la rotonda del obelisco y cuando el semáforo se puso en rojo, sin decirle nada a su mujer (que iba de acompañante) se bajó y se fue, dejándola sola, con el auto.
y todo salió bien.

Marina dijo...

guada, te he visto (leído, debería decir...) lidiar con situaciones mucho más complejas. lo importante es que te sientas absolutamente cómoda con la persona que te enseñe.
ánimo y éxitos!!

Briks dijo...

hace falta ?


yo voy a ser uno de los que la va a putear. SEPALO

.:. chiru .:. dijo...

ehhhh sí
soy de las tuyas (y a medida que pasan los años, menos me animo, como que la maternidad me trajo una pila de energías por una parte, pero muchos miedos por otro)
Bueno, convengamos que ahora no tengo qué manejar je, pero muchas veces cuando viajo con chiruzón (en autos alquilados) me da pavura que se descomponga y no poder llevarlo YO a alguna parte (mirá si seré miedosa que pienso en esas boludeces)

Dosto dijo...

Guada, el manejar es sinónimo de INDEPENDENCIA!! Es cierto que podrá costarte al principio, pero solo es cuestión de largarte.
Dale, aprendé!!!

Guada GN dijo...

Algún día vamos a tener que mandarnos, Alice....

Flor, ya lo sé... Pero la verdad no tengo nada de ganas de enfrentarme al mundo exterior detrás de un volante.

Alter, ese es el tema. Uno es casi pelotudo... el problema es que la mayor parte del mundo es pelotuda completa y ya veo que se piensan que como estoy detrás de un volante soy como ellos y pum, chocamos todos...

Don Zorgin, no tengo problemas de autoestima, yo me sé fabulosa... Es el resto del mundo lo que me preocupa.
Pero tomo nota del número del Meka Guenelrest para cuando finalmente me decida.

Guada GN dijo...

Tincho, no. Mientras menos golpes mejor, que el plan de tener el auto es poder llevar a los críos mas fácil - yo sola camino a todas partes.
Pero me pa que la escuela de manejo de Don Zorgin es un buen lugar por donde empezar.

Gracias, Rastel... Voy a tener que lanzarme nomás... :)

Rastel2, la voy a necesitar.

Don Zorgin... Hay mujeres que dejan un buen recuerdo... Voy a comerme unas vainillas en su honor :)

Guada GN dijo...

Marine, gracias por el voto de confianza. Está visto, este verano saco el registro si o si... :S

Briks, no se preocupe, como no venga a Neuquén, nuestra amistad va a seguir manteniéndose intacta.

Chiru, a mi la maternidad me trajo una pila de miedos que ni te cuento. Una caca. Yo el manejar lo necesitaría - porque no me es indispensable, al cabo que lo arrastro al escribano de acá para alla - para cualquier emergencia, porque me preocupa eso, que pase algo y no poder hacer las cosas.

Dosto... y sí, no me queda otra...

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

Vamos, vamos, que nuestras calles necesitan muchas Penélopes glamour másssss. Y si te gritan cosas feas, te paso un par de líneas para que grites también:
-No me apures, debés ser eyaculador precoz!!
- Tu vieja me enseñó a manejar

Guada GN dijo...

Ja, una amiga me dijo lo mismo. Penelope Glamour a full. Sha me estoy comprando una pañuelo para el cuello.
Y tomo nota de las respuestas, porque la verdad soy muy mala para pensar al pie del cañón.

eMe dijo...

Ud. tiene que relajarse, Guada, salga al volante de su auto/camioneta y que el resto se conforme con que no les pase por arriba.

Qué tanto...

Guada GN dijo...

En el verano me mando, eMe... Alguna vez las cosas tienen que pasar...