Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

7 abr. 2011

El Carro de Calabazas


Venía caminando del laburo y un lavacoches me regaló una pulsera.

Sí, suena curioso.

Venía caminando, escuchando música, cuando siento que me hablan. Pensé que me había preguntado la hora, o algo así, así que frené, me saqué el auricular y lo miré, interrogante. El me sonrió - tendría veintipocos, nunca lo había visto por la zona - y me dice "¿Te regalo una pulsera?" y me muestra una pulsera de esas de piolín, hecha con nuditos, con los colores del reggae. No lo pensé mucho - soy un tanto inconsciente a veces - le devolví la sonrisa, le dije gracias y estiré la mano. El me la ató a la muñeca - no pidió nada, no ofreció nada, no dijo nada, y curiosamente, no esperé que lo hiciera - me volvió a sonreír y yo seguí mi camino...

Todavía no sé que es mas extraño. Si él, regalando pulseras así, a la buena de Dios, - cinco pesos en cualqueir puesto de feria - o la manera que tiene mi niña interior de tomar el control de mi persona y aceptar la buena fe de la gente así nomás...

Un adulto de verdad me diría que no hay que aceptar regalos de desconocidos.
Pero bueno, ya creceré.

9 comentarios:

GABU dijo...

Que bueno que es conectarse y como adicionante hacer sincronìa con eso -poco- bueno que tod@s tenemos dentro!!!!

Por lo visto en algùn punto perdido del planeta hay gente que hace culto de la buena onda autèntica... :)

BESITOS DESDE ADENTRO

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

hey, lindísimo remate Y solo para romper con la linda magia que creaste, para mí la pulsera tiene falopa. asi que otro golazo.

zorgin dijo...

ah si, esas "pulceritas", vienen con un microchip que en determinado momento se pone en "accion" y unas pequeñisisisimas agujas comienzan a estirarse rumbo a las terminales nerviosas de su muñeca, y en poco tiempo su voluntad (de Ud) será dominada por la de él...
-ponga la música de dimension desconocida o algo así-
aproveche, para crecer, siempre hay un nabo a la vuelta de la esquina que nos bardea y nos trata de inmaduros.
ria, y que el mundo se vuelva confites

Mona Loca dijo...

Pero nena, aproveche que los veinteañeros le regalen algo!
Después se pasa.


Le iba a decir que quizas esa pulsera tenía cocaína y que si sintió un efecto extraño.


Pero no.
Con lo que cuesta, en estos días, mire si se la van a ir regaland...
eeeee....me contaron.

besos

Dany dijo...

La buena fe. Cuanto hace que no se escuchan estas palabras. Saludos.

.:. chiru .:. dijo...

seguro que no estaba empapada en alguna droga de esas que hacen que otro maneje todo tu ser???

Pasá denuevo, fijate si la pulsera de mañana te la venden (el primero te lo regalan)

qué envidiosa la tipaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

jajajaaa

Jazmin dijo...

Me reconcilia con la vida urbana, precisamente, que esas cosas sigan pasando.

Cada tanto, en algún lugar, alguien deja que su niño interno acepto lo que otro niño interno ofrece.

Maravilloso.

Guada GN dijo...

La verdad q si, Gabu, re buena onda el pibe. Y solo por el placer de ser buena onda. No pasa seguido y fue agradable.

Vos decís, Banfru que por eso es que me andaban siguiendo esos dos canas? Uh.

Bueno, me la saqué porque me pinchaba... A lo mejor eran esas agujitas, Don Zor! Confites, totalmente.

Guada GN dijo...

Yo aprovecho, Mona, se como es esto. Tarde o temprano se acaba lo que se da... Y no, cocaina no creo, no tenía el perfil... A lo mas me invitará a oler un poco el pomo de Poxipol...

Todavía queda buena fe en el mundo, Dany... Aun cuando no se use mucho. Es una cuestión de... Bueno, d buena fe :)


Vos querés mi pulsera nueva, Chiru, te lo veo en los ojos, te lo veo... :)