Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

28 jul. 2011

La Sensibilidad del Espectador


Empecé un libro - The Marbury Lens, de Andrew Smith.
Empieza con un chico, Jack, contando como lo secuestran - un tal Freddie Horvath - y como lo droga y lo ata a una cama y de pedo logra escapar antes de que las cosas se pongan todavía peores.
Le cuenta a su mejor amigo - en pleno Desorden Post Traumático no le quiere contar a nadie mas -, su mejor amigo se pone de los pelos, van a buscar a Freddie Horvath y en una serie de eventos desafortunados, lo matan.
Todo esto sucede en las primeras cuarenta y seis páginas.
A partir de ahí, Jack, que tenía justo un viaje planeado a Londres, empieza a pensar que se está volviendo loco. Piensa que lo siguen, que escucha cosas y demás.

Cómo este es un libro de ciencia ficción/fantasía... o quizás sí se está volviendo loco, uno nunca puede dar nada del todo por sentado en algunos libros, obviamente que sí está escuchando cosas y sí lo están siguiendo.
En Londres se cruza con un chabón, que le dice conocerlo de otro lado, un lugar llamado Marbury, y cuando nuestro protagonista lo niega, le pasa unos anteojos - los del título - y desaparece.
Al día siguiente, después de escuchar ruidos abajo de la cama toda la noche, va finalmente y se pone los anteojos.

Y acá es donde está lo que yo quería comentar.

¡Es horrible el lugar a donde salta!
Quizás mas adelante mejore, pero en el momento en que hace el cambiazo de realidad, termina en plena masacre, arriba de un cadaver - el del pibe que le pasó los lentes, por cierto - junto a una pared donde hay clavadas cabezas y distintas partes de la anatomía humana.
Un asco, mirevea.
El pibe, después de mirar un segundo la pared llena de souvenirs y bichos, se mueve, alejándose de la pared - como haría cualquiera con dos dedos de frente - y la descripción del resto del campo de batalla o lo que sea, no mejora. No, no, en serio no mejora.

Yo estaba tomando el té, señores.

Descripciones de caballos destripados, entre otras cosas, no llevan a que una persona con mi imaginación pueda tomar el té tranquila - igual me comí la torta frita, tampoco es cuestión, pero aún así... Sí, soy impresionable. Sí, la descripción detallada de una masacre me deja el estómago incómodo.
Está bien, considerando el principio de la novela, ya me imaginaba que estábamos ante uno de esos escritores, pero aún así, ¿de golpe y sin anestesia?

Si estás leyendo sobre una batalla, sabés que vas a caer en la descripción de una matanza. Si estás leyendo sobre un asesino serial, alguien va a destripar algo... ¡Pero yo estaba leyendo sobre un chico sentado en su cuarto de hotel poniéndose unos anteojos!
¿Era necesario describirme el bicho comiéndose la carne alrededor del agujero donde estaba el ojo en la cabeza clavada a la pared?
¿En serio?
¿Era necesaria la descripción detallada del tren lleno de cadaveres momificados?
¿No podemos decir están todos muertos y ya?

Voy a seguir leyendo el libro, quiero saber sí es un libro de ciencia ficción/fantasía o si el pibe realmente zarpó... Pero mañana, hasta acá llegué hoy. Y lo voy a hacer con un Uvasal a mano, no me jodan.

11 comentarios:

rastelman dijo...

UFFF QUE ARRANQUE!!
YA CON LEER ESAS PRIMERAS LINEAS ME AGARRO TAQUICARDIA!

a veces la truculencia es innecesaria y hasta cruel haci quien lee o quien mira algo
por suerte no nos inmunizamos tanto que nos resbala!

El Gaucho Santillán dijo...

Entonces no lo compro.

No tiene zombies, segùn lo que decis.

Asì no vale.

Un abrazo.

Dany dijo...

En realidad no promete mucho pero avise si por las dudas resulta una joya de la literatura. Un beso.

Yoni Bigud dijo...

Los libros que tienen esos saltos me desorientan, pero la sangre y las tripas no me asustan. Si quiere se lo termino de leer yo, y se lo cuento. Rebajado y con final de película yanqui.

Un saludo.

Zeithgeist dijo...

seeeeeee! es totalmente necesario! Hay gente como una que adora la sporquerias gore.
:)

Briks dijo...

UH !! DELE !! lea rápido y cuente si vale la pena comprarlo

hastra ahora parece la clase de lectura que yo compraría

Sir Lothar Mambetta dijo...

Me revolvió el estómago. Mejor me dejo los gusanos para mañana.

Un beso.

Guada GN dijo...

Le seré sincera, Rastel. Toda la parte asquerosa es asquerosa, pero el principio, que no llegó nunca a nada asqueroso, fue realmente impresionante...
Es cierto, la truculencia, en algunos momentos es necesaria, pero detesto que me la tiren encima de esa manera, sin avisar... :S


No tiene zombies, Gaucho, nop... Pero tiene unos bichos que solían ser personas a las que les sacaron el alma - o algo - y ahora persiguen a los vivos para sacarles la vida... Oiga...
Un abrazo :)


No promete, no. Pero la verdad, Dany, está muy bien escrito. Diga que a mi no me está gustando, pero que a mi no me guste no le quita mérito al talento del autor...

Guada GN dijo...

Ahhhh, sr Bigud, usted siempre tan amable.
Ve, a mi los saltos no me desorientan, pero las tripas me da como asquito... :S
Si no logro terminarlo - como pareciera que va a suceder - se lo paso y uste´me cuenta el final :)
Besos


Z, no son lo mío. Me lo banco en Stephen King, ponele, que me gusta y cualquier cosa leo las escenas con un solo ojo, pero a este chico le falta tomar mucha Cindor para ser Stephen King...


´peresé Briks, y le cuento. Por el momento... estamos en el momento, pero en cuanto lo termine le aviso y le digo si valía la pena todas esas escenas porquería por el final que nos toca.


Mambetta, mejor. Los gusanos con el estómago revuelto no dan. Después todo termina mal.

Zeithgeist dijo...

stephen king suele ser mas lateral a la hora de encarar una escenita de esas. No leas JAMAS american psycho si esas cosas te dan cosita entonces eh? Hay una escenita en una baniera que.. WOW.

zorgin dijo...

estoy coleccionando asterix.