Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

2 nov. 2011

12 Meses Después


Empezó Noviembre.
Sí, otra vez.
Sí, ya sé que pasa todos los años por esta época, Bebilacqua, no se me pase de vivo.

Noviembre, decía entonces.
En Noviembre empieza, una vez mas, el NaNoWriMo.

Para el que no estuvo acá el año pasado - sí, Bebilacqua, uste´siempre está acá - lo pongo al día.
El NaNoWriMo es el National November Writing Month, que es un concurso en el cual uno está obligado - o al menos sugestionado - para escribir una novela de 50 mil palabras.

No es una competencia, no es una carrera, no es que el primero que termina gana, no. Es un sitio de internet, donde un montón de gente se junta para hacer lo mismo, dando apoyo moral donde hace falta, como para que al final del mes, uno - y sólo por el placer de saberse un escritor - haya escrito una novela de 50 mil palabras.

Satisfacción personal, que le dicen...

Hace años que lo hago y lo terminé dos veces.
No es tan fácil - ni tan difícil en realidad - como suena.
Es cuestión de paciencia y de tipeo rápido.
Y de una idea clara. Si la idea no es clara y hace agua a mitad del camino, olvídalo, no vas a llegar.

Aún así, este año, no me voy a anotar.
Tengo una idea clara - y bastante buena, en mi opinión... fantasía urbana, lo mismo que el año pasado, donde he encontrado claramente mi nicho - pero la verdad, no estoy de humor para correr una carrera.
No estoy segura de tener en mi, 50 mil palabras en 30 días.

No es derrotismo, no es tirar la toalla, no es nada de eso.
Tan sólo no estoy de humor.

Una pena, porque la idea es linda... así que voy a dejar la llamita prendida, la voy a mantener a resguardo, la voy a soplar un poco para que no se apague, le voy a tirar un par de ramitas...
Y en un par de meses me organizo un NaNoWriMo unipersonal en el mes que me tire en ganas, los arreo a todos ustedes amables lectores para que me hagan de Barra Brava y saco una novela entera como quien saca pan caliente, mirenloquelesdigo...

... Obviamente me reservo el derecho a cambiar de opinión y lanzarme a la carrera a mitad de mes...

4 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Mire, yo la ayudo. Ahora o a mitad de mes. Jamás fui capaz de escribir una novela, por esa maldita idea de que pasados los treinta renglones uno pierde la intensidad que traía.

Estoy a su disposición para lo que requiera.

En otro orden de cosas, acabo de responder a su artículo anterior. Si me va a decir algo (esto no es una demanda) ponga también el debido comentario 14. No me haga andar verificando.

Un saludo.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Hace relativamente poco que empecé a escribir y, como buen kamikaze, lo hice con una novela. Por supuesto que nunca la terminé y me pasé al relato corto.
Pero siempre me está acechando, pidiendo que la termine. Y eso que ella sabe que soy muy vago.
Ahora que usted dice lo que dice, mi protonovela va a volver a acosarme. Lo sé.

Pero cada uno tiene sus tiempos. Usted tómese el suyo y, como dice el amigo Yoni, acá estaremos a su disposición.

Ahora me voy al post anterior, que veo que no soy el único que llegó tarde.

Un beso.

GABU dijo...

Realmente eMMMMvidiable lo tuyo,lo digo por la garra que le ponés a la escritura,clarostá... ;)

P.D.:Yo,con suerte podría fabular el horóscopo de la 'PAPARAZZI' miráloquetedigo... :S

BESOS PULENTAS <--- contá con que te aguante los trapos,de mi parte!! :)

Guada GN dijo...

No es tanto la intensidad - en mi caso al menos - como que cobran vida propia. Una vez escribí una novela - bueno... casi... era larguísimo - y venía muy bien, pero no sé como, así, sin querer, se metieron en un quilombo bárbaro... Y nunca supe como sacarlos o.0
Jue horrible, sr Bigud, jue horrible!
Se aprecia su apoyo moral. Lo anoto para empezar la ola en la tribuna.
- Mambetta se ocupó del 14, no se preocupe.
Besos


Lamento haberme puesto a remover las aguas primordiales donde se esconde su protonovela. No fue mi intención...
Porque no espera al próximo Noviembre, se anota en la página y le da una corrida? Hace maravillas por la pereza el saber que hay un reloj corriendo en alguna parte. Aun que sea un reloj de mentiritas...
Gracias por el apoyo moral. No lo anoto en la ola porque está Bigud, pero si quiere lo apunto para batir palmas :)
Beso grande


Gracias, Gabu! :)
Es que los cuentos cortos se me suelen rebalsar... Soy mas bien de la novela corta/cuento largo... Nouvelle, como le gustaba decir al correcto (y tilingo) profesor de literatura que tenía en el secundario...
Besotes