Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

25 feb. 2012

El Imprevisto


Vengo en plan indignada y porque no pude escribir la semana pasada porque tuve gente en casa - las delicias del fin de semana larguísimo, todo el año es carnaval - voy a sacarme las ganas y despacharme contra la colonia de vacaciones.
Sí, la colonia. No, Bebilacqua, la de vacaciones, no la penal... ¿dónde fue uste´de vacaci- No, deje.
El viernes, decía, fue el último día de la colonia de vacaciones.
Todo bien con la colonia de vacaciones. Mis niños la pasaron bomba en la colonia de vacaciones. Veníamos bárbaro, la relación entre la colonia de vacaciones y yo. Estábamos como chanchos.
¿Por qué entonces tienen que venir a arruinar todas las relaciones diplomáticas pidiéndome que vaya el viernes a la tarde a tomar mate?
¿Por qué?
¿Eh?
¿EH?
YO NO PUEDO TOMARME LA TARDE PARA IR A TOMAR MATE.
Me encantaría, seguro, ya quisiera yo, no tomo mate, muchas gracias, pero me llevo mi saquito de té, no hay problema.
Pero nones. Nadie en mi casa puede. Si alguien en mi casa estuviera al pedo como para irse a pasar la tarde tomando mate en la colonia con los críos, los críos probablemente no hubieran ido a la colonia y se hubieran quedado con susodicha persona, chapoteando en la pelopincho de mi jardín, que me sale infinitamente mas barato que pagarles la estadía allá.

Pero bueno, que se yo. Puede ser. Hay gente al pedo en el mundo. Los míos saben que acá la gente trabaja y saben entender por qué no podemos ir a esas cosas. Iran a la colonia igual, y jugaran con los otros nenes cuyos padres laburen, que estoy segura debe haber...

¡Pero no! ¡Ajajá!

Porque resulta que el transporte, como cuentan con que los padres vayan a la tarde - que manía esa de contar con gente que todavía no dio el sí - y traigan a sus críos de vuelta, no hace viaje redondo. Los lleva, sí, pero no los trae. O sea que si uno manda niños con padres ocupados - que si no pueden ir a tomar mate, se sigue que tampoco pueden tomarse la tarde para ir hasta allá a buscarlo -, bueno, nada, quedará varado en el predio hasta que alguien llame a la policía y estos tengan a bien traerlo.

¡Sunescandalo! ¡Sunabuso! Yo pagué por el transporte hasta el último día, no hasta la mitad. Yo pagué por la colonia hasta el último día, no hasta el jueves - porque con tantas cosas tirando en contra, obviamente las criaturitas de Dios no fueron... amén del lío de encontrar a alguien que los mirara, porque mi suegra ya tenía otros planes.
Haciendo el cálculo, dos pibes, transporte, colonia, esta gente me debe en total casi cien pesos.

Y no creo que nadie esté haciendo cola para devolvérmelos...

3 comentarios:

Dany dijo...

Hay que leer la letra chica.
¿Tomar mate en la colonia para que?
Un beso!

GABU dijo...

Jajajajajajaajaj

¡¡Te pasan todas che!!!!!

P.D.:Los de las colonias de vacaciones son unos vivos bárbaros,deben creen que muchos de los padres que mandan a sus hijos no tienen lo que hacer,no?? =_=

BESOS Y DEUDAS

Damaduende dijo...

Esas cosas tendrían que avisarlas con tiempo, que lo tiró¨e las patas, como para que uno contemple que la colonia incluye la obligación de tomar mate el último día, y ya planear acorde.
Y no, ni idea para qué. A mí el mate no me gusta ¬¬
Ufa.
Besos


No sé que piensan que uno hace. Porque no son baratas, Gabu, así que no sé. Creeran que uno consigue la plata en los árboles y los manda a la colonia para rascarse en casa a cuatro manos :S
Como sí pudiera, ja.
Besotes