Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

29 feb. 2012

Una Vez Mas a la Brecha...


Hoy empezaron las clases nuevamente.
Oh, joy.
Bueno, alguien lo debe disfrutar, yo no, que tengo que empezar a despertarme de vuelta a las 6 45 de la mañana. Esa hora antinatural - si Dios hubiera querido que yo me levantara a esa hora, la hubiera puesto en otro momento. Esa hora... no tengo adjetivos para esa hora - shhhh, toda la gente mañanera, se calla en este instante.

Pero la Ro está feliz de la vida. Pasar de primer grado a segundo grado fue en lo que a ella respecta, moverse al aula de al lado. Tiene los mismos amigos, la misma seño de matemáticas, su vida transcurre placidamente. Sí, ella es una de esas... personas mañaneras, que siempre están tratando de convencernos al resto que la mañana es la parte mas provechosa del día. Bah, humbug.

Zeke, por su parte, hoy empezó salita de cuatro en el jardín del colegio de Ro. Jardíncito nuevo. ¡Bien por él! Fuimos a la hora en que nos tocaba ir a la adaptación - a las diez de la mañana, fueron muy amables, trataron de no tirar a matar desde la primer marcha, eso toca mañana, que demonios hago yo escribiendo que no estoy dormida - e hicimos la ronda ronda que las maestras nos forzaron a hacer en el patio. De ahí, se presentaron las seños - ni idea, apenas si logré cazar un nombre perdido, la de Zeke tuve que preguntar de vuelta - y la seño Vero - esa hice trampa, la conocía de antes - se puso al lado de la bandera y preguntó quién quería ayudar a subir la bandera. Mi niño fue uno de los primeros en correr al centro. Y yo que estaba preocupada que se sintiera tímido.
Ja.
Subieron la bandera y volvió corriendo al lado mío.
Dos minutos después, la seño Vero volvió a convocarlos a todos para una canción. ¿Quién se anima? Y allá fue mi cachorro una vez mas. ¿Quién es este nene y qué hizo con mi chico tímido?
Cantaron - y nos obligaron a cantar, ¿por qué siempre tienen que involucrar a los padres en estas cosas? - una canción en la que primero se es una taza - mano en la cintura - luego una tetera - mano levantada -, después una cuchara - las manos juntas - y así, pasando por toda la vajilla de la cocina - gente polirrubro - hasta terminar en un cucharón... nunca hubiera tomado al cucharón como punto final de nada... pero disgrego, mi niño pasó por todos los artículos con un desparpajo envidiable - yo soy mas remisa a hacer de salero.
Ahora, tengo que admitir que mi corazoncito se hincha como galleta en el agua al verlo bailar. Es un tipo grandote para su edad - ¿en serio tiene cuatro? -, y con cariño y candor digo esto, bastante tosco, pero le gusta bailar, y se toma muy en serio el tema. Hay que verlo con la concentración con que mira a la maestra para poder seguir los pasos, con el cuidado que se ocupa de no perderse nada. Vamos, que me lo comería a besos.

De ahí a la salita que nos tocaba, donde la seño los hizo sentarse en la alfombra y los padres chusmas nos sentamos en las sillitas minis, donde apenas si te entra la raya del traste y los cachetes quedan a medio salir. Los cachorros se presentaron todos, la seño les dio un chupetín y les presentó a la mascota del aula - un títere de un perro que se llama Patatín, me pregunto yo que habrá pasado con la época en que tenían conejos - y después cantaron otra canción - que bueno que no voy mas al jardín, me agotaría cantar por cada cosa que voy a hacer - para despedirse. Momento en el que Zeke - no, en serio, les juro, yo tenía un hijo tímido - le dijo a la maestra que él sabía una canción de un cocodrilo. "Que bueno, Eze, ¿la cantamos mañana?" "No, ahora." así que todos cantaron la canción del cocodrilo sugerida por Zeke y finalmente nos dejaron marchar.
Fue un buen día - mañana, otra vez arriba a las 6,45, ya les contaré.
Y para terminar, les pedí a las seños, muy educada, que no le dijeran Eze que no le gusta, si fueran tan amables de decirle Zeke todos se lo íbamos a agradecer.

La madre ya hinchando las pelotas el primer día.

Así da gusto.

5 comentarios:

Crai dijo...

El Jardín es bello. Cuando Vicky empezó, cantaron una canción sobre un sapo con algunos problemas, hicieron una ronda, y cuando terminaron el profe de música quedó al lado de ella. Ella lo miró y le suplicó "callate".

El Gaucho Santillán dijo...

Y bueno.

Cuando uno ve a los hijos recorriendo un camino igual al nuestro, es emotivo.

Un abrazo.

Dany dijo...

Uhh la que me espera. Cantando en una salita.....después me llevan al Borda. Era su hijo? No lo estará maniatando en casa? Zeke no es así.
Se que no es así.

Un beso!

GABU dijo...

Por lo visto los pibes de hoy en día se sueltan rápidamente a los cánticos y demases coreografías que las bucólicas seños propongan,eh?!

P.D.:Y tu ZEKE ha crecido y se esta soltando de una manera híper morfable... ;)

BESOS Y BABERÓN PA' LA MADRE =)

Damaduende dijo...

El jardín es lindo. Es cierto.
Me agotan las maestras, pero es una re linda época :)
Y los nenes lo AMAN.
Tan mal cantaba el maestro? Estas no eran los niñitos cantores de Vienna, pero bueno, zafaban.
Siempre puede ser peor, Crai.
SIEMPRE
Besote


Yo me emociono siempre, Gaucho.
SOy una pava...
Cada pelotudez, mireloqueledigo...
Pero bueno, es lo que es...
Besote


No se ve, Dany?
Everybody!! A ver esas palmas!!!
Una quiere golpear a alguien.
Diga que los niñitos la pasan bomba y uno hace cualquier cosa por ellos, que si no, sí. Directo al Borda.
Era mi hijo. Puede usted creer? Pegó un estirón madurativo en las vacaciones dificil de creer.
Ese pibito...
Besote.


Tenemos un jueguito en le Wii, para nenes, que en un momento tiene a los tres cosos bailando y hay que seguirlos. Lo vieras al enano bailar - y retarme para que no lo mire. Me tengo que sentar sobre las manos para no apapacharlo todo.
Si, no, terrible la cantidad de baba que produzco estos días.
Quien diría las cosas en las que uno se convierte, no?
Besote :)