Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

5 abr. 2012

La Historia de Nunca Acabar


Harry Potter.
Sigo insistiendo en que el problema son los libros de Harry Potter. Ya lo dije una vez - o dos, porque me gusta ser consistente - y sigo pensándolo.
Pasa con otros libros también, no digo que no, pero por alguna razón, este tipo de cosas tiende a suceder más seguido alrededor de los libros de Harry Potter. Es como que los siguiera magia negra... o mala leche. Y el hecho de que sea una saga de SIETE libros - JK Rowlings, que lo tiró de las patas - me impide darlo por perdido y acá no pasó nada. No puedo tener el uno, el dos, el cuatro y el seis. No sería kosher.
Estoy podrida de comprar copias de Harry Potter.

Volví a hacer hoy mi ronda de llamados, rastreando a la gente que me debe libros - mas de tres, menos de veinte. Dejé algunos mensajes, hablé con un par de parientes, logré hablar con un par de interesados. Ahora, la mayoría suele responder con un un "Uy, disculpame, se me re pasó", "¿Lo tengo yo? Disculpame, se me debe haber traspapelado, lo voy a buscar" y/o similar.
Por regla general la gente tiende a sentirse un tanto incómoda de haber sido atrapada en falta y tiende a cubrirlo. Es una de esas cosas.

La chica a la que llamé para preguntarle por Harry Potter y el Prisionero de Azkaban - la copia nueva, el Prisionero es un chico popular - me contestó:
"Ah, sí, lo tengo hace añares. Está en mi estantería."

Ajá.

O sea que lo tenés a la vista.
Y sabés que no es tuyo.
Y lo tenés ahí desde el 2010 - después de tres mensajes en su voicemail y un recado con el padre.
¡¿Tenés algún tipo de tara mental que te impide caminar hasta acá y traerlo?!
¿Una inflamación en la glándula del mechupaungüevolascosasajenas?
Y siguen sin darme permiso para mandar un chabón de dos metros - o de metro sesenta con un gran martillo, porque si no andan diciendo por ahí que uno discrimina - a hacer la ronda en persona, casa por casa.

Harrrrrrrta me tienen.

13 comentarios:

Martín dijo...

La novia de un amigo se dedica a... ejem... motivar a deudores morosos a rectificar su situación. La doña tiene 27 años, mide 1,60 y pesa 45 kilos. No me preguntes cómo hace.

Dany dijo...

Un fenómeno que sucede con los libros. No alcanzo a comprenderlo realmente. Ahora me doy cuenta que me faltan un par y me sobran otros. La gente devuelve una paellera o un pullover......pero no un libro. Un beso.

Zeithgeist dijo...

Bueno, dado q soy una acerrima chorra de libros, no presto los míos hace mucho. Y los q presto, son mas bien regalo q prestamo, porque sé q la gente es como una, y no los va a devolver.

El Gaucho Santillán dijo...

Yo no presto ni pido libros.

Siempre es para problemas.

Un abrazo.

GABU dijo...

En primer lugar pediré las consabidas disculpas con antelación,ahora sí: ¡¡JOROBESÉ DOÑA POR PRESTAR LIBROS!!!!!

P.D.:Después de perder -por prestar- discografía importantísima en mi vida,jamás de los never in the puta life de los jamases volví a ser una persona generosa/amigable para el resto,opCviulis... :)

BESOS Y PATOTAS =)

Agente Smith dijo...

Últimamente mi intercambio de libros con el prójimo es digital.
Así no hay problemas y todos estamos felices, especialmente desde que me aficioné a leer en una tablet, siempre tengo material de lectura a mano, una maravilla y no tenés problemas que si el libro se estropea (yo era de los que cuando le prestaban un libro lo forraba para cuidarlo hasta su devolución).

Me gustaría escuchar tu opinión de bibliotecaria sobre el tema y si te vas haciendo a la idea de los formatos ebook en lugar del papel.

Felices Pascuas,

Anónimo dijo...

Se ve Martín, que la novia de tu amigo es una chica con grandes poderes de persuasión... Y un arma. :)

Es una biblioteca, Dany. Uno creería que la gente deberia al menos respetar la idea de la biblioteca, ya no digo respetar a sus amigos y conocidos...

Yo si presto un libro propio, Zeith, ya lo entrego. Si vuelve, buenisimo, si no, ya sabía cuando lo presté. Así es como tengo libros en mi casa que no empezaron su carrera artística siendo míos... Pero esta es una biblioteca. La base del prestamo es la fé... Si no se puede con eso, ya estamos jodidos.

Anónimo dijo...

Soy yo, la que suscribe en este blog, pero por alguna razón, no me deja firmar con mi nombre hoy, asì que he decidido que voy a permanecer en el anonimato. Pero porque YO quiero, eh?

Anónimo dijo...

Gaucho, la suya es la mejor política, quequierequelediga... Pero a mí me gusta prestar libros, no puedo evitarlo...
Un abrazo

No, no, de la biblioteca Gabu... Los míos si los presto los presto con sensación de fatalidad, porque sé que probablemente no vuelvan. Lo mío es un "adiós", mas que un "hasta luego"...
Besote

El hombre de mi casa, Agente, me regaló hace dos años un Ipad. No hubo vuelta atrás. Creo que no compro un libro desde entonces... No, miento, habré comprado un par, por el placer de tenerlos, pero como lectora, las tablets son EL invento. Amo el papel, seguro, pero tengo que admitir que es mas barato, mas ecológico y mas pràctico. Y nadie puede robarte un libro :)
Ahora, no sè el futuro de las bibliotecas en este mundo digital... Lo veo complejo al tema, y de larga discusión.
Un beso.

Anónimo dijo...

un amigo tiene la siguiente máxima: Tonto el que presta un libro y tonto el que lo devuelve", habrá que ponerlo en práctica. A mi me pasa lo mismo...

Estela dijo...

Hola! Los libros que se prestan son esos que no te importa si no te los devuelven. La ley de probabilidades dice que el libro que era tuyo dejará de serlo en cuanto llegue a otras manos. Es asi, no se porque, pero la mayoria de la gente no devuelve los libros!

Agente Smith dijo...

Tengo un amigo muy aficionado a la lectura y generoso a la hora de prestar.
Cuando presta un libro anota en una lista la fecha, a quién prestó y qué libro, Y TIENE LA LISTA PEGADA EN EL LADO DE ADENTRO DE LA PUERTA DEL BAÑO.
Entonces si vas a la casa y pasás al baño vas a ver la lista de morosos, clarito y efectivo.

Damaduende dijo...

Mi abuelo tenía un cartelito arriba de su escritorio que decía eso. "En el mundo hay dos tipos de tontos. Los que prestan libros y los que los devuelven." Así que ya ve, Anónimo, pese a los consejos, sigo cayendo :)


Yo lo entiendo, Estela... Y aún así hay tantos libros buenos que no puedo evitar prestarlo. "Uh, uh, leíste Este Libro? NO? Tomá, leelo, es buenísimo." y allá va Este Libro, Ese Libro, y Aquel También... Y es cierto, muchísimas veces, no vuelven.
Por eso soy feliz con los digitales, puedo prestar y prestar y prestar... y no pierdo nada! Bienvenida al mundo de la informática.
Besos


Esa es buena, Agente! Yo voy a poner la lista a la entrada de la biblioteca, a ver si así ALGUIEN se da por aludido. No sé, alguien. Aunque sea uno. De toda la gente que llamé - incluyendo a la tarada de Harry "sí lo tengo acá" Potter - sólo vino uno. UNO.
Estoy dolida.