Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

12 sept. 2009

Microliteratura


Hay un concurso en la red de microliteratura. Cuentos completos de 100 palabras o menos. No sé si voy a participar o no, pero quería opiniones... si alguien le interesa opinar...
Por supuesto, sean tan amable de no robárselos, porque tarde o temprano la banshee que lanzaré sobre ustedes va a alcanzárlos - bicho tozudo las banshee si las hay..:
  • Subterraneo
Él tomó el subte como todos los días.
Cruzando el vagón descubrió a una chica que, morena y preciosa, nueva en su paisaje habitual, leía un libro.
La estudió a través de las estaciones, queriendo hablarle, hipnotizado en silencio por su clásica figura.
Las estaciones pasaron, Palermo, Plaza Italia, Scalabrini Ortiz, y en Bulnes ella guardó el libro, se puso de pie y se ubicó frente a la puerta junto adonde él se apoyaba.
Él se mojó los labios, este era el momento. La puerta se abrió, él no supo que decir, y cuando ya se estaba bajando, ella lo miró con cierta pena y le dijo,
-Con un hola hubiera bastado.- y desapareció entre la gente.
  • El Zorro y La Liebre
El zorro finalmente acorraló a la liebre contra un cerco y acercándose para quebrarle el cuello de un mordisco se detuvo en seco cuando ella gritó,
-¡No me mates!
-¿Por qué no habría de hacerlo?
-Porque yo soñé este exacto momento, pero yo era el zorro y vos la liebre, y si me matás esta historia volverá a repetirse nuevamente, hasta que alguno de nosotros rompa el círculo.
El zorro parpadeó,
-Yo también tuve ese sueño.
-... ¿Y?
-Vos tampoco me creiste.- y la degolló.
  • Los Extraterrestres.
Los vio por primera vez un martes de mayo. Al principio ni siquiera se percató, uno mas en la multitud, pero despacio fue cayendo en la cuenta de que cada vez eran mas, vigilándolo en las esquinas, en los portales, fingiendo ser porteros, diarieros, kiosqueros, gente de todos los días, cuando él sabía sin dudas que venían por él.
-¡No es paranoia!- defendía su postura.
Se lo llevaron un martes de agosto, disfrazados de hombres de blanco. No los reconoció de entre los miles de perfiles dibujados en sus paredes. Sus gritos resonaron mientras su mujer terminaba de firmar los papeles.
-¡Miren! ¡Ven! ¡No es paranoia! ¡¡No es paranoia si vienen a buscarte!!
  • El Sapo Principe.
-Una hechicera me convirtió en rana, sólo necesito el beso de una princesa para liberarme.
La chica miró al batracio a sus pies, todos los cuentos de hadas de su infancia apilándose en su mente.
Levantó a la criatura y conteniéndo una mueca de asco le dio un beso en la piel verde moteada.
El hombre desnudo se enderezó, libre al fin del hechizo y miró a la flamante rana que croaba confundida a sus pies,
-Harías bien en no creer en cuentos de hadas.- y se marchó a buscar un par de pantalones.
  • Eso del Destino No Existe*
La gitana le devolvió su mano y moviéndo la cabeza con pesar predijo,
-Tu vida terminará un martes.
A partir de ese día, Molina los miércoles respiraba tranquilo, los jueves, sábados y domingos los disfrutaba, los lunes eran un infierno y los martes los pasaba metido en su cama. Eventualmente los domingos también se volvieron infernales. Pasados dos meses, también el sábado. Luego el viernes, y continuó así hasta que llegó el día en que ya no pudo salir de su casa…
Finalmente Molina no pudo soportarlo mas y se pegó un tiro un jueves.

(*este tengo ciertas dudas, por que tengo el vago recuerdo de alguien contándomelo, pero de todas maneras está muy bueno)

4 comentarios:

zorgin dijo...

el del subterraneo, pero no voy a decir si cambiaría alguna cosa porque Ud me pidió que sea bueno...
;)

Guada G Narbaitz dijo...

... lo dejamos así entonces...

zorgin dijo...

disculpe, leí por ahí, que entre las cosas que no hay que hacer, está publicarlos antes del concurso o esto de subirlos a un glock...
comprende lo que digo?

Guada G Narbaitz dijo...

Yep, pero no creo que los mande. No al menos estos entonces. Estoy mas practicando la mano del microcuento.