Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

3 sept. 2009

El Inicio del Sarcasmo



Rorro fue a pasar la tarde a lo de una amiga.
La pasaron a buscar al mediodía y la fuimos a buscar a la tardecita, lo que implicó un oasis de paz para todos los habituales damnificados por el huracán Rosario.
Cuando volvió traía las uñas pintadas de rosa, feliz de la vida, su alma de princesa satisfecha ante el coqueto detalle,
-Que bonitas.- aprobé, y ella sonrió chocha.
-Me las pintó Valentina.- explicó, y la cosa quedó ahí.
Un par de horas después, la estaba cambiando para irse a dormir, y al sacarle las medias me encuentro que también tenía pintadas las uñas de los pies, aunque esta vez de amarillo.
-También te pintaste la de los pies.- dije yo, con ese talento para remarcar lo obvio que algunas personas tenemos.
Rorro me miró sin expresión por un segundo, y finalmente contestó, muy seria,
-No, mamá, se me están pudriendo los dedos…
Obviamente yo largué la carcajada y dos segundos mas tarde ella me acompañó. Pero aún así no deja de sorprenderme el manejo que tiene del sarcasmo mi niña de sólo cuatro años.

1 comentario:

Anónimo dijo...

bueh, por lo menos no es nicotina, sarcasmos...,
a quién sale??? ;)
Paps.