Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

17 jun. 2011

La Ventana en mi Cocina



Llevé a Zeke a dormir anoche.

Como siempre me acosté con él hasta que se durmiera.
Mientras dormitaba, la casa a oscuras, todos los demás habitantes durmiendo, mi imaginación, de la que ya he hablado en este blog, se puso a pelotudear y me trajo a la memoria un capítulo de la Dimensión Desconocida - o podría haber sido de Outer Limits, o cualquiera de esas series unitarias que jodían con lo extraño, no voy a ponerme en exquisita, fue hace años.
En este episodio contactaban al protagonista - que no me acuerdo quien era ni qué hacía ni por qué era que lo contactaban a él en particular - para que fuera a chequear un fenómeno, en donde el ejército había encontrado una ventana a otra dimensión - de eso sí me acuerdo bien.

Sip. Así nomas. Eso es lo que me gustaba de estas series. Nadie te explicaba nada. Las cosas eran, las tomabas o las dejabas.

Decía entonces, una ventana a otra realidad, siguiente escena, llevan en un jeepito al flaco a donde esto sucede. El lugar es en medio de un campo, donde está instalado un campamento, rodeando lo que parece ser un pantalla de cine colgada en el aire, pero que en realidad es la anteriormente mentada ventana al otro lado. Del otro lado puede verse un paisaje idílico, sacado directamente de la Familia Ingalls. Todo verde y floreado, una casa a lo lejos, un árbol cerca de la "ventana", y una mujer bonita con un vestido blanco hamacando a un nene, mientras un perro juega con ellos. En cualquier momento uno juraría que va a aparecer Michael Landon.

El generalisimo - o capitanísimo o lo que sea - le explica a nuestro superfluo protagonista que la gente de ese lado no puede ver a la gente que los observa de este lado, y que han descubierto que si bien hay una membrana entre los dos mundos, con una especie de cañón que armaron - siempre con las armas esta gente - han estado tirando cubitos de hielo contra la cosa y han podido descubrir que de tanto en tanto, lo que sea que separa los dos mundos fluctua, y un cubito logra pasar para el otro lado.
Mientras explica todo esto, un soldadito, que hace rato que está fascinado mirando a la chica del vestido vaporoso, toma una decisión, y antes de que nadie pueda gritar nada, Kowalsky - o como sea que se llame - , corre contra la "ventana" y salta al otro lado, aprovechando el viaje del cubo.

Todos, de los dos lados, nos quedamos duros. La chica baja al chico de la hamaca y los dos lo miran. El perro empieza a ladrar pero ella lo calla.
El ejercito contienen el aliento. ¡Han hecho contacto con otra dimensión!
Oh.
La chica le sonríe al soldadito y se le acerca. Este está fascinado.
Y mientras todos miramos espantados, la flaca pela una dentadura digna de Aliens y antes de que el soldadito pueda rajar, ella y el nene se le tiran arriba y se lo comen.

Sí. Un encanto de imagen para recordar a la una de la mañana.

El ejército se horroriza. El nene termina de manducarse al soldado, se acerca despacio a la pila de cubitos de hielo que se derriten al sol y mira para este lado, tratando de ver algo. Estira la mano, y la ventana al otro mundo parpadea y se cierra.

Los soldados - y el protagonista, que sigo sin saber quien era, y se ve que no era un chabón muy importante porque en mi recuerdo no hacía nada - juntan todo, acá no pasó nada, alguien que llame a la mamá de Kowalsky y le diga que su hijo no va a volver a cenar, y se van a la mierda.
Cuando el ejercito termina de armar todo y raja, te muestran el universo del otro lado, y se puede ver que ahora hay de ese lado una ventana colgada de nuestro mundo, donde se puede ver al ejército marcharse, y junto a la ventana está el nene, con un enorme hueso en la mano, golpeando rítmicamente contra la ventana, esperando para poder cruzar.

Sí, re creepy. Las cosas que yo pienso en la trasnoche...

Y mientras estaba ahí acostada, la casa a oscuras, pensando en ese nene, con todos esos dientes, del otro lado de la realidad, mirando invisible para este lado, tratando de cruzar, los pelos de punta, sintiéndome observada desde todos los puntos oscuros del cuarto de Zeke, escucho un ruido en la cocina.
Todos mis pelos, ya de punta, trataron directamente de escapar.
Me enderezo en la cama y miro por la puerta en dirección a la cocina.
Zeke, medio dormido, me pregunta que pasa.
Shhhh, esperá un minuto.
El ruido en la cocina se intensifica, mas que ruido ya es movimiento.
El gato no es porque está acurrucado a mis pies, y...
- H, ¿sos vos?
Silencio absoluto.
En cualquier momento salta la cosa esa y me come.
Ya estoy por ponerme de pie e ir a enfrentarme con los malos del mundo armada con un patito de madera para arrastrar - bien revoleados pueden ser un arma formidable -, cuando mi marido asoma la cabeza por la puerta,
- ¿Me hablaste?

No le revolée el pato de puro susto porque tengo buenos reflejos, que si no...
¿A quién se le ocurre pasear por la casa a oscuras sin hacer algún sonido de advertencia?
No, si a veces parece que algunos vivieran solos, miraloquetedigo...

8 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Yo tambien vi esa pelìcula.

Pero Kowalski, era un marinero del "Sirius",de "Viaje al fondo del mar".

Asusta, si.

Un abrazo.

zorgin dijo...

vamos por partes, ya que al cesar lo que es del cesar, el submarino era el "siBius", y era el kowalski uno, el dos era el cuco y coqueto de madagaskar, Ud verá a cual se refiere.
en cuanto a los "h" que deambulamos por la noche, si somos silenciosos "uh, qué cagaso!!!" au contraire, "shhhhhh!!! que estoy durmiendo", indudablemente las damas tienen un problema con lo que quieren.
y finalmente, no ha pensado en hacer dinero con su enfermiza y desbocada imaginación????

Agente Smith dijo...

Ahhh, qué buenas eran esas series tipo Dimensión Desconocida!!
Me encantaban, a veces me daban un poco de cagazo porque era muy chico y esas cosas te impresionan, pero no me las perdía jamás.

Y el submarino, muchachos, era el "USOS SEAVIEW", chofereado por Alte. Harriman Nelson.

GABU dijo...

Jajajajajjajjaj

Un sustón de padre y señor nuestro,eh?!

La imaginación es simplemente formidable,uno puede 'codearse' con quien guste y como mejor desee,vió??
jjaajajajajajaj

P.D.:Seguí ejercitándola que en breve ya vislumbro un best seller... ;)

BESOS Y SOMNÍFEROS
Para colmo de males,en la oscuridad de la noche llegado un momento cualquier sonido se intensifica!!!

Dany dijo...

Pobre Kowalsky sea cual fuere la serie o imaginación que le tocase tenía destino de fiambre (literalmente). Y si, en ese estado de miedo-sugrestión H se salvó del golpe.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Me hizo reír lo de los pelos que ya de punta, intentaban escapar.

Demasiados Kowalski. Otro: el de la peli "Vanishing Point". Éste, además, tiene temazo propio a cargo de Primal Scream.

Un beso.

Guada GN dijo...

También la ubica? Somos varios los que quedamos impresionados por todos esos dientes :S
Kowalski, por lo que puedo notar, es un apellido muy común en el ejercito norteamericano. Hay mas polacos de lo que uno creería.
Un abrazo.


Son muchos los Kowalskis, don Zor...
Uh, que nombre para una película. Un Exceso de Kowalskis... Y después nos acusan de somos antipolacos y nos hacemos famosos... Hay que pensar en todo.
Es un término medio lo que uno pretende.
Por ejemplo, no haga ruido pero prenda la luz, cuestión de que si uno mira puede calcular al ver la luz prendida que un mostro no debe ser...
Siempre pienso en hacer dinero con mi imaginación... Pero es tímida para dejar que los extraños la vean...


Agente, Vio la del Monstruo Abajo de la Cama?! Esa me tuvo preocupada por días :S "Nunca lastimo a aquel debajo de cuya cama duermo" y después el turro se mudaba de cama sin avisar!! Terrible.
Y este... no sabría decirle... pero si uste´lo dice estoy segura que así será...

Guada GN dijo...

Adoro a mi imaginación... pero el problema, como dice mi admirado Pratchett, es que para ella los horrores inimaginables son muy fáciles de imaginar.
En la oscuridad, Gabu, el tic tac del reloj suena como si fueran pedradas, imagine cualquier otro ruido como retumba?
BEsos besos


Si, Dany. Uno nunca tiene que correr en dirección a las mujeres de vestidos vaporosos. La literatura lo dice. Nunca garpa.
Sabe el quilombo que hubiera sido si le zamarreaba el pato por la cabeza? No, ese hombre no sabe a lo que se arriesga paseando de esa manera, tratando de ser considerado... dónde se ha visto... :)


Se llamaba Kowalski? El que terminaba haciéndose percha contra la topadora? Claramente el único Kowalski al que le va bien es al de Madagascar...