Otra Mente Brillante Arruinada por la Educación

10 sept. 2009


Mañana lo operan a Henry de una hernia.
No me gusta nada.
No me gusta que tenga una hernia; no me gusta que lo operen; no me gusta que todos me digan que una hernia no es nada - me siento mollycoddled, la anestesia sigue siendo algo jodido; no me gusta tener que levantarme a las 6 am para acompañarlo a las 7 am - voy a andar medio dormida todo el día; no me gusta el hospital al que tengo que acompañarlo a las 7 am - hubiera preferido otro; no me gusta no saber exactamente a qué hora lo operan; no me gusta el tener que esperar a que todo esté bien; no me gusta no conocer al médico; no me gusta tener que elegir qué libro llevar para leer en la sala de espera - si no elijo bien capaz que me aburro enseguida; no me gusta tener que avisar que voy a faltar al laburo - aun cuando obviamente todos me dijeron que no había ningún problema ; no me gusta la comida de la cafetería en los hospitales; no me gusta saber que no hay internet en el area y no puedo llevar mi netbook; no me gusta no saber que decirle a Rorro al respecto - no le hemos dicho nada; no me gusta pensar que tengo que cargar música extra en el mp3; no me gusta que quizás no llegue a ver a los chicos hasta la tarde; no me gusta pensar en el post operatorio - en mi casa hay escaleras, va a ser una joda; no me gusta pensar que voy a tener que quedarme toda la noche; no me gusta la idea de tener que hacer un bolso para pasar toda la noche - nunca sé exactamente que poner.
Pero lo que realmente, definitivamente, absolutamente no me gusta es cuando me distraigo y dejo de pensar en todas esas boludeces y pienso en las cosas que pueden salir mal.

No hay comentarios: